jueves, 29 de mayo de 2008

Malaria

Ayer leía en El País, Cuatro organizaciones que luchan contra la malaria en África, Príncipe de Asturias de Cooperación, que me recordó a mi respetado Manuel Elkin Patarroyo (ver post ¿Dónde está Patarroyo?, o La vacuna contra la malaria), investigador que también recibió en otro año el Príncipe de Asturias y que es nombrado al final del artículo. ¿Qué pasaría si se creara una alianza entre las empresas, las organizaciones sin fines de lucro y el sector público para erradicar males como el Sida, la Tuberculosis y la Malaria? 

Según The Mckinsey Quarterly, How businesses can combat global disease, si bien muchas de estas enfermedades se pueden prevenir, las economías locales no cuentan con la infraestructura y los recursos necesarios para ello. Cuando se tienen los medicamentos o están disponibles para la población, no se pueden adquirir, ya que los precios son prohibitivos. Las empresas que se benefician de la globalización deben ayudar a solventar la crisis mundial de salud. Igualmente, el sector público y las ONGs no deben ignorar a las empresas o menospreciar cualquier contribución que no sea dinero en efectivo (foto de wikimedia comonns).