sábado, 17 de julio de 2021

Inteligencia artificial en el ejercicio de lo público

Fuente de la imagen: geralt en pixabay
En “Modelando el futuro digital de la Unión Europea[1], te referenciaba dos proyectos digitales de la Comisión Europea (CE): la "estrategia europea para los datos"[2] y el “Libro Blanco sobre Inteligencia Artificial (IA): un enfoque europeo hacia la excelencia y la confianza”[3], donde la CE desvelaba sus ideas y medidas para una transformación digital que supuestamente iba a redundar en beneficio de los europeos, reflejando lo mejor: abierta, justa, diversa y democrática. Esta estrategia presentaba una sociedad europea impulsada por soluciones digitales que la situaban en un lugar preferente a las personas, abriendo nuevas oportunidades para las empresas y posibilitando impulso al desarrollo de una tecnología fiable que fomentara una sociedad abierta y democrática y una economía dinámica y sostenible[4]. En el Libro Blanco, la CE proponía un marco para una IA fiable, basado en la excelencia y la confianza. El objetivo era movilizar recursos a lo largo de toda la cadena de valor y crear los incentivos apropiados para acelerar la implantación de la IA, también entre las pequeñas y medianas empresas[5]. Eran normas que intentaban abordar los sistemas de IA con un elevado nivel de riesgo sin suponer una excesiva carga para los que entrañaban riesgos menores[6].

Pues bien, en el marco del Consejo de Ministros de Justicia e Interior (JAI) de la Unión Europea (UE), se han abordado temas relacionados con la inteligencia artificial, la herencia digital y la Justicia adaptada a los niños. La representante del Ministerio de Justicia español (MJ) ha destacado que "el empleo de la inteligencia artificial en el ejercicio de potestades del poder público debe estar sujeto a una intervención humana significativa y a un proceso debido", afirmando que la propuesta de Reglamento de IA puede ser "fundamental para garantizar el respeto a los derechos fundamentales y valores de la UE en el uso de estos sistemas de inteligencia artificial y, en particular, en los procedimientos judiciales y en el ámbito de la Justicia"[7]. En cuanto a la herencia digital (HD), se ha señalado que "la acción en solitario de la UE se revela insuficiente; por ello, para abordar la encrucijada, se requiere de una acción en un foro internacional, como podría ser Naciones Unidas". En relación a la Justicia amigable para los niños, se ha resaltado la importancia de contar con datos fiables y comparables sobre menores implicados en procedimientos judiciales de manera que sea más fácil identificar los posibles problemas. Fuente de la información: MJ. Fuente de la imagen: geralt en pixabay.
___________________________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. “Modelando el futuro digital de la Unión Europea”. 2020. Sitio visitado el 17/07/2021.
[2] Si quieres descargarla, clickea AQUÍ, Sitio visitado el 17/07/2021.
[3] Si quieres descargarlo, clickea AQUÍ. Sitio visitado el 17/07/2021.
[4] La digitalización es un factor clave en la lucha contra el cambio climático y en la consecución de la transición ecológica. La estrategia europea de datos y las opciones estratégicas destinadas a garantizar un desarrollo de la IA centrado en el ser humano, constituyen para la CE los primeros pasos en pos de esos objetivos.
[5] Para ello era también necesario colaborar con los Estados miembros y la comunidad investigadora, con el fin de atraer y retener el talento. En vista de que los sistemas de IA pueden ser complejos y conllevar unos riesgos importantes en determinados contextos, era esencial crear confianza.
[6] Las estrictas normas de la UE en materia de protección de los consumidores, que abordan las prácticas comerciales desleales y protegen los datos personales y la privacidad, siguen siendo aplicables.
[7] Y ha añadido que la inteligencia artificial "debe desarrollarse en un marco referencial de principios éticos y derechos fundamentales".