sábado, 5 de enero de 2019

Lo de "feliz" hay que pensarlo

A riesgo de ponerme un poco "pesao" con esto de los cumpleaños (ver ¡Gracias!),  te traslado otro cumple que me recordó ayer Paco, el que recientemente ha disfrutado la moneda "euro", que el uno de enero cumplió veinte años, junto a la política monetaria compartida de los once paises de la Unión Europea (UE) que lo acordaron.  Así que cabe decir "Cumpleaños para el euro", obviando lo de "feliz", porque con el brexit, los déficit, los paros, la política migratoria... es menester dar una pensada antes de utilizar el adjetivo de felicidad. Sin embargo, innegable es que, según fuentes de la UE, actualmente el euro es la moneda de 340 millones de europeos en 19 Estados miembros. Asimismo, unos 60 países de todo el mundo vinculan sus monedas al euro de una forma u otra, y podemos y estamos haciendo más para que el euro juegue su papel en la escena internacional. Se espera que otros Estados miembros de la UE se unan a la zona del euro una vez que se cumplan los criterios.

Apunta la UE que el lanzamiento del euro marcó la culminación de un largo viaje que había comenzado mucho antes. La agitación monetaria global de los años 70 y 80 había expuesto a los distintos países europeos y exigido soluciones europeas. Además, con el establecimiento de un mercado único, sería más fácil trabajar y comerciar si los europeos comenzaran a utilizar una moneda única. Después de décadas de discusiones tempranas sobre cómo podría lograrse una Unión Económica y Monetaria, en 1988 se creó el Comité Delors. Bajo la presidencia del entonces presidente de la Comisión, Jacques Delors, examinó pasos específicos y graduales hacia esa moneda úica. El acuerdo que los líderes políticos firmaron posteriormente en 1992 en Maastricht dio vida a la moneda única, basándose en el informe del Comité Delors y las negociaciones posteriores.  Como tal, la firma del Tratado de Maastrich se convirtió en un momento simbólico en el movimiento hacia el euro.
 
En 1994, el Instituto Monetario Europeo (EMI) comenzó su trabajo preparatorio en Frankfurt para que el Banco Central Europeo (BCE) asumiera su responsabilidad de la política monetaria en la zona del euro. Como resultado, el 1 de junio de 1998, el BCE entró en funcionamiento, hasta convertirse en la moneda de 340 millones de europeos y ser utilizado por otros 175 millones en todo el mundo. Sobre la base del Informe de los cinco presidentes de junio de 2015 y en los Documentos de reflexión sobre la profundización de la unión económica y monetaria y el futuro de las finanzas de la UE de la primavera de 2017, la Comisión Europea estableció una hoja de ruta para profundizar en la economía y la Unión monetaria. En diciembre, los líderes de la UE también acordaron trabajar para fortalecer el papel internacional del euro como parte de este viaje. Fuente de la información: UE.  Fuente de la imagen: pixabay.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel