lunes, 23 de octubre de 2017

¿La nueva ciencia del éxito?

En relación a la inteligencia social, varios han sido los momentos en este sitio en los que ha sido referenciada. Textos como “Miedo a la inteligencia social”, “Practicidad, creatividad y sabiduría”, “Dejar al descubierto tus intimidades”, ¿Juiciosa o manipuladora? ¿Cuándo las máquinas me robarán el trabajo? o “La rebelión de los inteligentes”, son buena prueba de ello. Hace unos años, en el texto ¿Estupidez colectiva?, mientras criticaba unas reflexiones de Umberto Eco, te referenciaba el trabajo de Karl Albrecht, The Power of Minds at Work: Organizational Intelligence in Action, donde apuntaba que cuando se agrupaban en una empresa las personas inteligentes, el grupo tendía hacia la estupidez colectiva o incapacidad aprendida (IA), en contraposición a la inteligencia organizacional (IO). Pues bien, en el fin de semana pasado he estado re-hojeando otro texto de Karl, Social Intelligence: The New Science of Success[1], que traducido con mi inglés de los Montes de Málaga es algo así como “Inteligencia social: la nueva ciencia del éxito”.

El libro me lo trajeron los reyes magos de 2009, referenciado brevemente en el explícito "Inteligencia Social". El autor, a partir de la definición de Howard Gadner, procede a la acotación del término "inteligencia social" (IS), como la capacidad de llevarse bien con los demás al ganar su cooperación, siendo una combinación de sensibilidad a las necesidades e intereses de los demás, a veces llamado "radar social", una actitud de generosidad y consideración, y un conjunto de habilidades prácticas para interactuar exitosamente con personas en cualquier entorno. Según el autor, IS proporciona un modelo altamente accesible e integral para describir, evaluar y desarrollar la inteligencia social a nivel personal. Albrecht trabaja desde los conceptos de astucia social, en el sentido de conciencia situacional, claridad, empatía… hasta la inteligencia social organizacional.

También, especula acerca de la cognición situacional, que determina la reacción en ambientes sociales, el aspecto, ese lenguaje corporal, comportamiento… la refulgencia, esa habilidad para transmitir, la legitimidad, ser auténticos, la conectividad para entender y conectar con los terceros, las técnicas de resolución verbal de conflictos o el análisis y modulación de nuestro estilo de interacción. Cuando escribió el libro, Karl pensaba que estábamos muy retrasados ​​para hacer de la IS una prioridad en el desarrollo de nuestra temprana educación, educación pública, procesos de aprendizaje de adultos y en la propia actividad empresarial o profesional. Piensa el autor que los niños y los adolescentes necesitan aprender a ganar la confraternidad y el respeto que anhelan. Los estudiantes universitarios deben aprender a colaborar e influenciar a otros de manera efectiva. 

Por su parte, los directivos deben entender y conectarse con los que dirigen. Realmente, todos los adultos, en sus carreras y vidas personales, necesitan ser capaces de presentarse efectivamente y ganarse el respeto de aquéllos con los que se relacionan. Ciertamente, la inteligencia social puede reducir el conflicto, crear colaboración, reemplazar el fanatismo y la polarización con comprensión y movilizar a las personas hacia objetivos comunes. Incluso se piensa que en el largo plazo, será el ingrediente más importante en nuestra supervivencia como especie. A continuación te dejo un vídeo, alojado en Youtube cortesía de Jorge Jiménez, que nos ofrece una síntesis del trabajo de Karl Albrecht. Este texto también se ha editado en el sitio BOOKPOST, bajo el título "Inteligencia Social" (Fuente de la imagen: portada del libro).
_____________________________________________
[1] Albrecht, Karl. Social Intelligence: The New Science of Success. Edcitorial Pfeiffer. 2007.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel