domingo, 19 de febrero de 2017

Protección de datos en despachos

Si eres follower de este sitio, te sonará familiar que en más de una ocasión he tratado el tema de la protección de datos de carácter personal. Textos como “Estamos en ello”, “Víctimas de la tecnología”, “Nuevos yacimientos de empleos”, “La incertidumbre del navegante”, “Un olvido imperdonable”, “Sigilosas agresiones informáticas”, ¿Soy invisible?A ponerse las pilas”, “El control de los archivos en papel”, “Protección de datos virtuales”, ¡El Reglamento ya está aquí!Auditoría de la gestión de datos”, ¿Respirar mejor?Vacilación y ansiedad”, “Inseguridad jurídica”, “Alias y Seudónimos”, ¿Adecuación Gratis? ¡Barato, barato!A estas alturas”, “Información y evaluación”, “La amenaza viene desde dentro”, “Lo sustancial”, “Justificada, necesaria y equilibrada”, o el explícito “Protección de datos” son buena prueba de ello. 

Asimismo, en “No es moco de pavo” te referenciaba las dos nuevas publicaciones registradas en el Diario Oficial de la Unión Europea, en materia de Protección de Datos Personales. Por un lado, el REGLAMENTO (UE) 2016/679 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos (si quieres acceder al documento, clickea AQUÍ). Y por otro, la DIRECTIVA (UE) 2016/680 relativa a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales por parte de las autoridades competentes para fines de prevención, investigación, detección o enjuiciamiento de infracciones penales o de ejecución de sanciones penales, y a la libre circulación de dichos datos (si quieres acceder al documento clickea AQUÍ). Igualmente, en el sitio “Protección de datos”, publico textos sobre esta especialidad, editados desde el año 2006.

Te inventario la información anterior porque el jueves pasado estuve asistiendo en el Colegio de Abogados de Málaga (España), a una ponencia, impartida por José María Campos Ríos, sobre gestión de despachos y protección de datos en mi país. Ahondó José María en la necesidad de tener meridianamente conformado un plan estratégico comercial en materia de gestión de despachos profesionales, pero quiero incidir también en la importancia de aplicar adecuadamente la normativa de protección de datos de carácter personal, en línea con lo que te comentaba no hace mucho en el post “Fuga de información en un despacho”, coincidiendo con el departamento de comunicación de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) en que la información se ha convertido en uno de los activos más importantes que posee un despacho de abogados. Pero ampliaría esta afirmación: para cualquier entidad o profesional. Ciertamente, toda información, en caso de pérdida, sustracción o acceso no consentido por parte de terceros, puede ser empleada con fines indeseados o utilizada con fines comerciales. 

Según la AEPD, en el caso del profesional jurídico, las fugas de información se están convirtiendo en una de las amenazas a la que se enfrenta en el nuevo mundo conectado una profesión como la abogacía, la cual se basa en gran medida en la confianza que los clientes depositan en estos profesionales. Para paliar esa situación, el Consejo General de la Abogacía Española, en colaboración con el Instituto Nacional de Ciberseguridad y la Agencia Española de Protección de Datos, ha publicado la guía “Cómo gestionar una fuga de información en un despacho de abogados”, que analiza de forma práctica cómo prevenir una fuga de información en un despacho de abogados y cómo gestionarla en caso de producirse. La guía expone el origen de las amenazas que pueden provocar las fugas de información, para analizar a continuación cómo prevenirlas o mitigarlas, exponiendo un plan para la gestión de los incidentes que recoge los aspectos a tener en cuenta por parte de un despacho de abogados. Si quieres acceder a la guía, clickea AQUÍ, disponible en el Consejo General de la Abogacía.

Para terminar, por si también es de tu atención, te dejo un vídeo, subido a Youtube por Unir, con una charla de Patricia Moraleda Blanco, coordinadora Cátedra Mutualidad de Abogados, y Juan Carlos Escribano Hernández, Director de Operaciones y Atención Comercial, también de la Mutua, sobre el tema de la organización del equipo y del tiempo a la hora de gestionar un despacho, formación a la que fui invitado a asistir el año pasado y que consideré de sumo interés. (Fuente de la imagen: pixabay).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel