sábado, 18 de febrero de 2017

La doctrina de la mujer florero

Ya tenemos resolución del Tribunal sobre el caso Nóos, también conocido como caso Urdangarín o, según ABC, ¿Por qué la Policía llamó a la investigación sobre Urdangarín «Operación Babel»?, Operación Babel, que José Manuel Romero resume bastante bien en El País, “Los negocios de Urdangarin empezaron el año que se endeudó con Pedralbes”, como asunto de presunta corrupción política, con raíces como mínimo en 2006, y algunos dicen que más atrás, y que formalmente comienza en 2010 como un caso derivado del caso Palma Arena, al ser encausados los dirigentes del Instituto Nóos, Iñaki Urdangarin, ex duque consorte de Palma de Mallorca, y su exsocio Diego Torres. Los cargos por los que la Fiscalía Anticorrupción imputaba eran malversación, fraude, prevaricación, falsedad y blanqueo de capitales. Las actividades delictivas habrían sido realizadas a partir de la fundación sin ánimo de lucro que dirigían, Nóos, así como de una red societaria de empresas asociadas a Nóos (Fuente: El País y ABC).

Si eres follower de este sitio, conoces mis reflexiones acerca del Caso Nóos, recogidas a lo largo de todos estos años en textos como “Stand by imputatorio”, “Jurisprudencia fiscal” , ¿Fiscal de oficio? ¡Motivación por un tubo!Como los cangrejos”, “Prohibido soltar babas”, “Legendaria cavilación” o “Casi ofendido”. Después de leer el resumen de la Sentencia de la Audiencia de Palma, tengo una sensación similar a la que dejé entrever en ¿Igual para todos?, con ese presunto trato de favor de la fiscalía, sin olvidar a la Hacienda española (ver texto “Publicidad engañosa”), que constató la ridiculez de esa frase que en “Máximas de experiencia” te apuntaba en plan jocoso como, eso, una posible máxima de la experiencia: “Hacienda no somos todos” en contraposición al "somos todos", que se pretende vender en las campañas de publicidad, triste realidad fiscal que soportamos los españoles y españolas (Fuente de la imagen: pixabay). 

Como residual, y al igual que la conocida como Doctrina Botín, que también estuvo merodeando durante un tiempo por la Sala de Vistas del caso Nóos, a los españolistos nos quedan pensamientos como los comentados en el anterior párrafo, “Hacienda no somos todos”, “La ley no es igual para todos”… o la que se empieza a conocer como “La doctrina del amor”, que ya insinuó hace unos años López Fonseca en Vozpopuli, “La Audiencia de Palma acepta la 'doctrina del amor': la infanta nunca supo el origen de sus ingresos”, que luego fue desestimada por la Audiencia (Mariola Moreno en infolibre: “La infanta Cristina y la doctrina del amor”), pero que, finalmente, se ha convertido en la que denomino triste “doctrina de la mujer florero”, que sí ha dado por buena o refrendado el Tribunal con su Sentencia. A continuación, te dejo un vídeo, subido a Youtube por "Ella baila Sola", con la canción "Mujer Florero".

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel