lunes, 2 de enero de 2017

La rebelión de los inteligentes

En el texto “Por qué fracasan los gerentes inteligentes”, te trasladaba la reflexión de mi profe de Técnicas de Negociación, Andrés, acerca de que en la vida existen los listos y los inteligentes y que en más de una ocasión los inteligentes acaban trabajando para los listos, apropiándose éstos, en su provecho, de las ideas, soluciones, excelencias de los primeros. 

Ayer volví a refrescar ese comentario cuando, en referencia al título del recopilatorio “En el Imperio de la Mediocridad”, Antonio comentaba que el problema de España es que en la política, en la empresa, en las instituciones… gobiernan los listos y no los inteligentes. Va siendo hora que el inteligente tome cartas en el sensible asunto que nos compete a nivel de país.

Meditabundo me quedé el resto del primer día del año. Si no recuerdo mal, Andrés definía al listo como ese individuo astuto, despierto, rápido, tenaz… como “el maestro liendre, que de todo sabe y de nada entiende”, señor del cortísimo plazo… y su brillo no se significa si previamente no ha sido frotado por un paño de inteligencia. Es lo que defino como “agudeza de operaciones”. 

Por su parte, el inteligente es el señor de lo estratégico, reflexiona sobre lo difícil y lo convierte en comprensible. Culto y analista, es un ingenio generando excelencias, sin embargo, ya lo decía Schopenhauer: “El hombre inteligente anhela una vida despejada, humilde, protegida de desventuras; y si es un espíritu muy prócer, elegirá la soledad” (Fuente de la imagen: Pixabay).

Sí, tal vez llega el momento de incitar una rebelión de los inteligentes, puesto que esa “mediocridad” que nos envuelve por doquier, cultivada por el listo para su beneficio, ya sea en lo político, en lo económico, en lo empresarial, en lo institucional, incluso en lo social, cada vez se está configurando como más peligrosa, caminando hacia una involución de impredecibles consecuencias.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel