lunes, 22 de agosto de 2016

Por qué fracasan los gerentes inteligentes

Hace unos años, en las clases de Técnicas de Negociación del Grado en Derecho, comentaba Andrés que en la vida existen los listos y los inteligentes y que en más de una ocasión los inteligentes acaban trabajando para los listos. Me acordé de esa reflexión mientras re-hojeaba el fin de semana pasado el texto de Sydney Finkelstein, Why Smart Executives Fail: And What You Can Learn from Their Mistakes[1], que traducido con mi inglés de los Montes de Málaga es algo así como “Por qué fracasan los directivos inteligentes y qué se puede aprender de sus fracasos”, donde el autor presenta los resultados de un supuesto trabajo de investigación en el que los ejecutivos de las empresas investigadas eran los responsables del fiasco, meditando sobre cuándo meten la pata los directivos y por qué la meten. Ciertamente, cuando una organización empresarial suspende pagos, quiebra o cierra, lo recurrente es pensar que sus directivos eran sandios, ofuscados o ambas cosas a la vez.

Finkelstein se centró sistemáticamente sobre las opciones de los gerentes en un porrón de empresas en quiebra o en dificultades, resumiendo los resultados de ese proyecto de investigación que duró seis años. Su mensaje no está centrado tanto en asignar la responsabilidad a tal o cual ejecutivo y sí en la identificación de los signos de alerta, en un esfuerzo por ayudar a otros directivos que podrían encontrarse en situaciones similares a las analizadas. Las razones de esos fracasos van desde no hacer frente a la innovación y el cambio hasta leer mal a la competencia, pasando por seguir una visión errónea, aferrarse a una perspectiva equivocada de la realidad o ignorar información vital. A continuación te dejo una entrevista a Sydney Finkelstein, subida a Youtube por TheDelVideo, donde incide en su reflexión (Fuente de la imagen: pixabay).

[1] Finkelstein, Sidney. Why Smart Executives Fail: And What You Can Learn from Their Mistakes. Editorial Portfolio. 2004.

3 comentarios :

  1. Totalmente de acuerdo. Yo diría más, la empresa ideal, la que triunfará segura es la que tiene en cabeza a un listo rodeado y dirigiendo a muchos inteligentes.

    Salud
    Román

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, los listos son supervivientes, sin ética, principios, cultura, pero huelen el peligro....

      Eliminar
  2. Gracias, Alvoroman y Gema, por vuestras aportaciones.

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel