martes, 20 de septiembre de 2016

Prácticas para acercarme a la excelencia

Hace casi diez años, en el texto “Peters, a la tercera va la vencida ¿no?” te trasladaba mis impresiones acerca de los libros de Tom Peters relacionados con la excelencia, es decir: mi lectura en 1987 de “En Busca de la Excelencia”, poniéndome entonces como una moto por la visión de este hombre; dándome cuenta luego que el autor no se acercaba a toda la verdad; en 1993 consumí “Reinventando la Excelencia”; posteriormente percibí que estaba parcialmente errado en sus afirmaciones; después defendió que el crecimiento económico está (pienso que debería decir "estará") dirigido por mujeres, con “Las mujeres arrasan en el mundo empresarial”. 

Por si a la tercera no era la vencida, rápidamente llegaron otros títulos relacionados con la excelencia: “210 ideas para ascender y sobresalir: en busca del boom”, “Las pequeñas grandes cosas: 163 trucos para conseguir la excelencia”… El caso es que me alegro por el autor (él pública y yo le compro los títulos), por los ingresos que obtuvo de estos textos, oportunidades que ha sabido aprovechar, pero que en mi caso no terminaron de convencerme sus tesis o propuestas.

Entonces ¿Qué hay que hacer para tener la oportunidad de transitar por el camino de la excelencia? Difícil cuestión a responder por este individuo que te escribe y que intenta seguir las directrices de Madre Teresa de Calcuta (ver “Aspiración”) en los sectores de actividad en los que navego, pero lo intentaré o, al menos, te contaré cuales son los hábitos que ensayo para acercarme a esa máxima. En primer lugar, la voluntad; si no hay voluntad, debo olvidarme. En segundo término, tener meridianamente claro que debo fructificar perennemente mi tiempo, incluso cuando estoy de relax, descansando o durmiendo, debo ser consciente de ese lucro o aplicación del tiempo. 

En tercera posición se encuentra el apasionamiento, la emoción, la constante superación, la escucha y la proactividad. A partir de aquí, es imprescindible disponer de un fin o fines en mi mente ¿Qué es lo que quiero conseguir? Finalmente, algo que ya te he comentado en este sitio varias veces: aprender y aprehender de manera continua, tanto de conocimientos nuevos como de la valiosa retroalimentación que me llega por distintas vías en mi entorno de colaboración, trabajo o realización (Fuente de la imagen: pixabay).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel