lunes, 19 de septiembre de 2016

Falsos profetas

Hace doce años, en el texto “Reingeniería de procesos”, te comentaba que en 1991, dentro del programa de doctorado Dirección Estratégica, de la Universidad de Málaga, elaboré un estudio titulado “Síntesis de las investigaciones de Henri Fayol sobre administración”. En su época (siglo XIX), Fayol y Taylor fueron unos iluminados en la gestión empresarial de aquellos tiempos, representantes de la Teoría Clásica sobre la Administración. En el caso de Fayol, llegó un momento en que las investigaciones administrativas las realizó con fines puramente científicos. Su doctrina administrativa se va puliendo poco a poco hasta llegar a uno de los puntos culminantes con la publicación de la obra “Administración Industrial y General”. 

La abstracción y el formalismo que inundan las ideas clásicas, que desgraciadamente se siguen utilizando en la actualidad, propician la superficialidad, la súper-simplificación, la falta de realismo, escasez de claridad y rigor científico. Por otro lado, el enfoque mecánico, lógico y determinístico de la empresa, hace que ésta sea dispuesta como una máquina, sin tener en cuenta otros valores del cuerpo social. Partiendo de la crítica al pensamiento fayoliano, cada vez más instituciones se dan cuenta que su fortaleza y vigor radica en la eficacia y la eficiencia de los procedimientos y actividades organizativas que desarrollan, planteándose cómo optimizar su organización y sortear lacras tales como actividades que no aportan valor, inexistencia de enfoques dirigidos al cliente, falta de visión del negocio, etc.

Refresco lo anterior porque el domingo me acordé de Fayol, Taylor y de otros estudiosos de la administración, cuando terminé de re-hojear el libro de James Hoopes, False Prophets: The Gurus Who Created Modern Management And Why Their Ideas Are Bad For Business Today[1], que traducido con mi inglés de los Montes de Málaga es algo así como “Falsos Profetas: Los gurús que crearon una gestión moderna y por qué sus ideas no funcionan en las organizaciones actuales”. El autor intenta explicar el predominio que practicaron las instituciones déspotas en la disposición de la cultura gerencial de la era industrial y pos industrial, conocida como moderna, realizando un camino por las diversas etapas del desarrollo de la Administración, descubriendo las teorías más importantes y los protagonistas imprescindibles que conformaron la administración moderna. 

Coincido con James en que los directivos deben tomar en cuenta que buena parte de sus antecesores en la evolución de la cultura gerencial fueron negreros, déspotas, por lo que no debe sonar a chino que las empresas de esa época manifiesten un organigrama funcional, eminentemente autoritario y hondamente jerarquizado, que choca claramente con lo recogido en las primeras constituciones. Hoopes intenta ayudarme a conseguir una apariencia más objetiva de las anfibologías morales del círculo sistémico empresarial, donde parece que casi siempre ha gobernado el poder y el desafuero (Fuente de la imagen: pixabay).

[1] Hoopes, james. False Prophets: The Gurus Who Created Modern Management And Why Their Ideas Are Bad For Business Today. Editorial: Basic Books. 2003.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel