sábado, 23 de julio de 2016

Neurodidáctica

El Registro de Economistas Docentes e Investigadores (REDI), en el que me encuentro integrado, me envía unas notas sobre los nuevos métodos de enseñanza que sustituyen a las clases magistrales y, en específico, sobre la neurodidáctica, que, por su interés, me tomo la libertad de trasladarte. Y es que los nuevos experimentos en la enseñanza vislumbran el fin de las clases magistrales, siendo una de las tendencias la neurodidáctica. Cuenta el REDI que en el año 2010, un equipo de investigadores del Massachusetts Institute of Techonolgy (MIT), en Boston, colocaron a un universitario de 19 años un sensor electrodérmico en la muñeca para medir la actividad eléctrica de su cerebro las 24 horas durante siete días. El experimento arrojó un resultado inesperado: la actividad cerebral del estudiante cuando atendía en una clase magistral era la misma que cuando veía la televisión; prácticamente nula. Los científicos pudieron probar así que el modelo pedagógico basado en un alumno como receptor pasivo no funciona. En España también han aparecido estas nuevas corrientes que quieren modernizar la enseñanza, y entre ellas, la neurodidáctica. 

Aclarar que la neurodidáctica no es una metodología, sino un conjunto de conocimientos que está aportando la investigación científica en el campo de la neurociencia y su relación con los procesos de aprendizaje. Antes solo se podía observar el comportamiento de los alumnos, pero ahora, gracias a las máquinas de neuroimagen, podemos ver la actividad cerebral mientras realizan tareas y esa información sirve a los profesores y pedagogos para decidir qué métodos son los más eficaces. Por ello, según el REDI, la neurodidáctica propone un cambio en la metodología de enseñanza para sustituir las clases magistrales por soportes visuales como mapas conceptuales o vídeos con diferentes apoyos informativos como gráficos interactivos que requieran la participación del alumno. Entre las nuevas tendencias de la enseñanza basada en la neurodidáctica se encuentran las pizarras abiertas, en el sentido de lograr que el alumno aprenda sin tener que memorizar; neurok, que pretende ser una plataforma de apoyo a las clases presenciales o como núcleo de una acción formativa on line; o la escuela con cerebro, que ofrece las últimas investigaciones en esta línea en diferentes países (Fuente de la imagen: pixabay).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel