viernes, 4 de marzo de 2016

Lectureando, que no es poco

Vía el Registro de Economistas Docentes e Investigadores, REDI, del que soy miembro, llego a LECTUREANDO, página web del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de mi país, que tiene como objetivo la difusión de experiencias de buenas prácticas lectoras, que pueden servir de ejemplo o inspiración para cualquier agente interesado en el fomento del hábito lector. Según el sitio, es un espacio que pretende recoger y difundi el buen hábito de la lectura, mostrando las más sobresalientes experiencias lectoras que hayan sido desarrolladas o se estén desarrollando a iniciativa de cualquier agente, en cualquier ámbito de actuación (librerías, bibliotecas, escuelas, instituciones, familias, asociaciones…) y destinadas bien a un colectivo específico o al público general. Todas tienen un objetivo común: promover la lectura. Eso es bueno.

En ese sitio virtual conocí el proyecto Mandarache o cómo hacer que una ciudad se vuelque con la lectura, que fue puesto en marcha en el año 2004 por la Concejalía de Juventud del Ayuntamiento de Cartagena (Murcia, España), arrancando con 700 participantes y en la actualidad moviliza a casi 5.000 personas, cifras que, según sus promotores, ponen de manifiesto que para fomentar la lectura, a veces, no es imprescindible diseñar grandes campañas, sino que basta con pequeñas iniciativas, haciendo falta sólo ideas que conecten con el público, en las que se transmitan la pasión por la lectura y redirigir las energías hacia un mismo torrente. Te dejo un vídeo, subido a Youtube por el Canal Cultura, con un resumen del premio Mandarache 2015 (fuente de la imagen: pixabay).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel