sábado, 12 de septiembre de 2015

Lapsos del destino

En la semana que está terminando, ha comenzado en mi país un nuevo curso escolar y, coincidiendo con ello, nuevamente empiezo a ejercitar las piernas acompañando al querubín. Desde este sitio quiero agradecer a Carmen, María, Alberto, Guillermo, Esther, Manuel… que paran sus coches y nos ofrecen una y otra vez llevarnos al cole o acercarnos al hogar. Con estas frases también espero explicarles un poco mejor el interés de mis declinaciones. Además de trabajar la reducción de la barriga mediante el necesario ejercicio físico, el fundamental motivo de intentar hacer hueco en la agenda para esos momentos, es la oportunidad de caminar junto a la personita, veinte minutos de convivencia por cada viaje que me saben a gloria, hablando, riéndonos o simplemente escuchando el sonido sincronizado de los pasos junto al ladrido de los perros y el trinar de los pájaros.

El jueves le comentaba que el valor emocional de esos instantes es incalculable y ante su observación ¡Qué suerte! le explicaba que no es “suerte” en el sentido explícito, sino “lapso del destino” sin más, porque los padres acondicionan sus agendas profesionales y personales para esos y otros soplos de vida. Por otro lado, soy consciente que seguir las directrices de Madre Teresa (ver “Aspiración íntima”), es difícil en los sectores de actividad donde me muevo y si le añadimos esos paseos diarios el tema se complica un poco más, pero pienso que merece la pena ¿no crees?

Abajo te dejo insertado el vídeo subido a Youtube con la actuación de Adele, directo The tabernacle, cortesía de Piano Keys Session Channel by Faucon D'GIlle, que estuve escuchando en la tarde de ayer junto al peque: otro emocional lapso del destino. Y ya que estamos, con este texto llego a cuatro mil posts publicados en este blog. ¡Uf! Parece que fue ayer cuando comencé a garabatear en la blogosfera o del recopilatorio de las primeras mil notas, Milposteista. Ya han pasado unos cuantos años; otro lapso del destino lo configura la oportunidad de contactar contigo cada mañana (Fuente de la imagen del encabezado: pixabay).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel