miércoles, 3 de junio de 2015

¡A saco!

Ayer, en clase de Derecho de la Unión Europea, me felicitaba un compañero por este sitio bloguero que alimento madrugada a madrugada (Gracias). Le comentaba que realmente me sirve de terapia profesional diaria. Otra compañera apuntó al hilo: "dinero que te ahorras en psicólogos" (je je). Bromas aparte, además de tener la oportunidad de contactar contigo, aunque sea de forma puntual, en cierta forma es un desahogo o escape, al tiempo que, como te comentaba en "Inicio del camino bloguero", aspiro a contribuir con un granito de arena en la conformación de un futuro distinto para nuestros hijos e hijas. 

Y sigo con esta terapia cognitiva mañanera (que no psicología cognitiva) que me viene fenomenal. Te cuento. Después de la clase, el grupo de pro-bono mantuvo una reunión virtual (dado que estamos en los cuatro puntos cardinales del país), para acometer el desarrollo del siguiente caso real que nos ha encomendado la Fundación Fernando Pombo. Después, por wasap, le escribía a un compañero la agenda de actividades hasta el lunes, terminando con un “A hierro!!!” (expresión andaluza que significa "a saco", "full blast", en el sentido de aplicar la energía vital por conseguirlo). 

A veces, se acumula en cuatro días toda la actividad de meses, pero “es lo que toca”. Empiezas la semana siendo parte en una Vista de medidas cautelares sobre derechos fundamentales de trabajadores (ver nota Medidas Cautelares) y terminas auditando con otros compañeros un entorno virtual, después de cerrar el dictamen del peritaje de Paco (eso espero, amigo). No siempre consigo armonizar lo profesional con lo empresarial, institucional, educacional… y lo íntimo, familiar o personal, pero, como les decía a los compis anoche: lo intentaré: “A hierro!!!”

Además de acercarme a gente extraordinaria, rodearme de ella, ya sea en el trabajo, en los estudios, en la familia… es importante la programación a medio y a corto plazo, si bien en muchas ocasiones la realidad circule por otros derroteros. La regla de Covey "primero lo primero", debe estar siempre presente, lo mismo que estimular continuamente la comunicación con los distintos colectivos en los que estoy integrado, colaboro o tengo la oportunidad de acceder (por ejemplo, ahora contigo). 

Obviamente, la alimentación es fundamental, evitando, por ejemplo, la tonificación vía sustancias vivificantes, aunque éstas sean del todo naturales. Lo mismo digo del descanso, tanto de lo físico como de lo psíquico. Todo lo anterior suele generar, por un lado, un sentimiento de compromiso con lo que se hace y, por otro, un ambiente de motivación por ofrecer resultados lo más decentes posibles. Así que hoy toca decirte: ¡A saco! (Fuente de la imagen: sxc.hu)

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel