martes, 13 de mayo de 2014

Cabreado, triste o desafectado

En relación al post del domingo “Menuda frivolinal”, me regaló Jorge en el muro de Facebook, con el ruego de que no me cabreara, link al artículo de Gonzalo Bareño en la Voz de Galicia, “Cada eurodiputado maneja al año 500.000 euros en sueldo y gastos”. Lo leí al final de la tarde, un rato antes de escuchar la entrevista que Ana Pastor le hizo a Felipe González en “El objetivo”. No sé, Jorge, si estoy cabreado, triste o, lo que es peor, desafectado. El caso es que desconocía lo que Bareño apunta respecto a esta élite de la élite política.

Empieza el periodista con el mensaje “Un parlamentario raso gana un 23 % más que el presidente del Gobierno” y luego sigue con perlas como que cada eurodiputado maneja un mínimo de 37.275 euros al mes, lo que equivale a 447.300 euros al año, sin contar con que viajan gratis en avión, tren o coche, lo que eleva la factura por encima de los 500.000 euros anuales por cada diputado. Eso explica que, pese a la escasa relevancia del cargo, no falten aspirantes.

Pero no pasa nada. Estamos en Europa y, como decía el domingo el consejero de Gas Natural y convencido europeísta, Felipe González (que dice que va a seguir otro año más en la eléctrica), nos interesa estar en la Unión Europea. Tal vez a los eurodiputados que van a ser nombrados por un escaso puñado de votos sí, puesto que a la vista de los datos engrosarán en la clase alta, mientras la clase media desaparece a pasos agigantados, el resto seguirá perdiendo derechos fundamentales, mendigando en los bajos fondos de este mundo y ¡Todos tan panchos! Sugiero que, antes de votar, leas todo el texto, porque no tiene desperdicio (fuente de la imagen: Wikipedia).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel