martes, 17 de septiembre de 2013

Cuestión de oportunidad

La tarde de ayer la dediqué a calcular el coste de las reformas – mantenimiento de la vivienda, que he llevado a cabo en estos últimos meses, sobre todo en la segunda quincena de julio, todo agosto y lo que llevamos de septiembre, dedicando las tardes, algunos fines de semanas y días de vacaciones. Cuando hice los cálculos y comparé los datos con lo que me presupuestaron a principios de verano, me quedé perplejo. 

En la primera quincena de junio, que fue cuando recibí la última propuesta económica, no estaba el horno para bollos y pospuse la decisión por la oferta más competitiva. Luego llegaron los exámenes de Derecho y después se me ocurrió pasar por establecimientos especializados para informarme sobre impermeabilizaciones, eliminación de moho en paredes, tapar grietas, pintar puertas y rejas, … Sin darme cuenta, estaba inmerso en botes de pinturas, brochas, escaleras, rodillos, … Incluso unos vecinos me confundieron con un pintor y dos de ellos me ofrendaron con sendos requiebros al trabajo en ejecución (Gracias). 

Ahora me alegro de la decisión no tomada, que hubiera incrementado el endeudamiento. Muy probablemente la calidad de los acabados no se acerque a los de un profesional, pero créeme que he seguido al dedillo las instrucciones recibidas (por ejemplo, para quitar el moho de una zona del garaje, a base de frotar con un diluido de legía, y olvídate de pagar desorbitados precios por esa operación) y el ahorro o coste de oportunidad sinceramente es muy considerable.

Cuestión de oportunidad y si he rebajado algunos gramos de grasa, mejor. Te dejo un cuadro con la comparación entre el presupuesto más interesante y los costes reales que me ha supuesto (sin valorar mi trabajo). Estoy pensando en cambiar de actividad y pasarme al sector de las reformas y el mantenimiento, porque o bien los buenos profesionales están haciendo su agosto (lo previsible) o los ofertantes querían aprovecharse de mi situación o perfil (cerca de treinta euros la hora, aunque con materiales, andamios, utensilios, etc., me parece demasiado).  Si quieres ver fotos de algunos de los trabajos realizados, clickea AQUÍ.

2 comentarios :

  1. ¡Cómo se nota la crisis! Como dicen los chinos: crisis igual a oportunidad. Salu2

    ResponderEliminar
  2. Sí. En otras circunstancias no me hubiera parado tanto en el análisis. Pero ahora me alegro. Gracias, Vallejos, por la visita y aportación.

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel