viernes, 26 de julio de 2013

Reticencias

Interesante el día de ayer. Por la mañana un largo desayuno de trabajo con Tomás, para sondear posibles caminos futuros. Por la tarde coincidí en un cumpleaños con uno de los ingenieros que precisamente conoce muy bien el tren Alvia que ha descarrilado en Santiago de Compostela, aclarándome algunas dudas, pero siguen otras. Por mucho fallo humano, hay algo que sigue sin cuadrarme. En fin. En memoria de las víctimas y de los muchos usuarios, espero que se explique cuanto antes de forma transparente y no reticente por qué ha pasado el gravísimo accidente.

Al mediodía almorcé con Fede, que venía de la capital del reino andaluz camino de la capital del reino nazarí. Charlamos sobre las reticencias de ciertas empresas a compartir sus cuentas con el resto de sus colaboradores y colaboradoras, en vez de cultivar la sana política de transparencia en la gestión y en la contabilidad. Los detractores dirán que de esa forma se le está dando información a la competencia o que el personal no le interesa lo que ganan los ejecutivos.

En mi opinión, dependiendo de "qué, cómo y dónde" se informe, la competencia se enterará o no y respecto a las retribuciones, éstas deben conocerse y, en todo caso, “al que le pique, ajos come”. Por otro lado, la transparencia posibilita que los integrantes del organigrama funcional conozcan y visualicen la vida de la empresa, su presente y pasado en toda su extensión de conocimiento, conceptualizando el futuro, ese camino común a transitar. Si puedes, recarga pilas en este fin de semana (Fuente de la imagen: dibujo de un peque de ocho años).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel