lunes, 27 de mayo de 2013

¿Y el "ing" cómo se traduce?

Enriquecedora sobremesa la de ayer, en compañía de unos amigos y conocidos. Se me quedó grabada la experiencia de Paqui en su tienda. Cansada anda la mujer de que los potenciales clientes entren, pregunten precios, manoseen y luego se marchen sin comprar nada. Alfonso aportó el término inglés (Dios mío, hay conceptos anglosajones para todo):  Showrooming. Y por si fuera poco, propuso adivinar su significado.

No tenía ni la más remota idea. Intenté dividirlo en partes (como las integrales del mismo nombre, según diría Paco): “show”, “room” y el “ing”. Pero mi inglés de los Montes de Málaga era insuficiente: ¿Mostrar sala? ¿Y el "ing" cómo se traduce? En fin, después de unas risas, definió el proponente "showrooming" como tendencia de los clientes o consumistas a visitar los establecimientos de los centros comerciales, consultando la calidad y el precio de los productos que desean adquirir,  para luego previsiblemente comprarlos a través de la Red.

¿Cómo debe combatir el comercio de barrio esta estrategia del consumidor? Según la Wikipedia,  reduciendo los PVPs, añadiendo valor a través de los servicios incluidos, vendiendo productos exclusivos o propiciando que la información y las opiniones se encuentren fácilmente disponibles a los clientes, de forma que no tengan que optar a comprar sus productos a través de Internet.  Que esta última semana de mayo te sea beneficiosa en lo laboral, profesional, empresarial o institucional, según proceda o te interese (Fuente de la imagen: sxc.hu y elaboración propia).