lunes, 25 de marzo de 2013

Ya tenemos bastante

Con lo de las “constelaciones familiares” y su derivación “constelaciones empresariales” u “organizacionales" (ver post “Constelaciones”), me sucede lo mismo que con lo del “marketing multinivel” y su derrame “network marketing” (ver post del mismo título: “Network marketing”): al estudiar la propuesta concreta y quiénes pululan en el entorno, se me pone la mosca de la hipotética caterva, en las constelaciones, o de la estafa piramidal, en el multinivel, detrás de la oreja. 

Y lo siento, porque seguro que existe network marketing serio y constelaciones de todo tipo constituidas por gente también seria, pero mientras tanto, estudiaré cada planteamiento con dosis extra de prevención, recelo o desconfianza. Te cuento todo esto porque la semana pasada tomé un café con respetado contacto, que me estuvo explicando un proyecto familienaufstellung en el que participa, cuya explícita traducción del alemán, “colocación de la familia”, de entrada podría dar pie a pensar en actividad mafiosa.

Y me parecía todo bien hasta que empezó a enumerar algunos de sus miembros. Se me pusieron los pelos de punta cuando escuchaba los nombres: la persona “X”, política de tal partido, conjetural en todo lo que se te ocurra; el sujeto “Y”, empresario y supuesto en lo que puedas imaginar; y así hasta el profesional “Z”, sospechoso de todo. Se me vino a la mente “Dios los cría y ellos se juntan”, de todo color político, convicción religiosa y casta social.

Y le dije a mi interlocutor que una vez más desearía equivocarme y que, en todo caso, no me encontraría cómodo con esos perfiles como compañeros de viaje. A más inri, alguno de los susodichos sabe el camino que transito y seguro que me vetaría nada más conocer mi nombre, por lo que lo mejor era dejar las cosas como estaban.

Y para finalizar, en estos momentos de crisis que vivimos, más que nunca tenemos que ayudarnos unos a otros, pero hay que saber dónde nos metemos, qué nos piden a cambio, qué sujetos lo conforman y cuáles son sus verdaderas intenciones y agendas ocultas (ver post "Cartas boca arriba"), porque ya tenemos bastante con las secreciones incrustadas en todos los poderes del Estado, las organizaciones empresariales y sindicales que presumen de representarnos y las asociaciones, los colegios profesionales… que dicen nos protegen y amparan, como para asumir más compromisos e intenciones presuntamente pandilleras, por mucho trabajo que te posibiliten o mucha honorabilidad que te prometan. 

Te dejo algún que otro link por si deseas ampliar información: el retorno de los charlatanes "Las mágicas constelaciones familiares"; talentmanager "Constelaciones organizacionales"; Wikipedia "Constelaciones familiares". Si quieres, puedes y lo estimas, que esta semana, Santa para los creyentes católicos, sea de recogimiento y reflexión (Fuente de la imagen: sxc.hu).

1 comentario :

  1. lo has clavao manué !!!!
    feliz semana.
    gk

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel