martes, 28 de agosto de 2012

“Po ya que …”

Por motivos profesionales, la tarde de ayer la pasé en la ciudad de Antequera (Málaga, España). 

Después de la sesión de trabajo, tomamos un chato de vino con nuestros interlocutores.

Andaba uno de ellos cabreado con la configuración presupuestaria de un proyecto.

El hombre se había tirado toda la feria local solicitando presupuestos, estudiando  propuestas, comparándolas, requiriendo aclaraciones, llamadas telefónicas, …

Y por fin llegó la hora de elaborar el preceptivo informe, proponiendo la opción más interesante.

Hete que cuando la comisión había decidido y se contactaba con el proveedor elegido, salta éste y dice que hay que hacer unos trabajos adicionales que no estaban presupuestados.

Dijo sentirse como cuando se realiza una presunta buena compra y te felicitan por la gestión, pero al tomar posesión te preguntan: ¿Quién realiza la instalación?

Y retoma de nuevo todo y te entran ganas de mandar al susodicho a freír espárragos.

Me recordó los “po ya que …” (pues ya que …), es decir, las ampliaciones de las obras presupuestadas, una vez iniciadas, que suelen disparar hasta límites insospechados la desviación ejecutiva final.

¿Y quién le pone el collar cascabel al gato?

Por si le servía de algo, le confesé que he tenido esa experiencia en más de una ocasión y nunca terminaré de aprender.

Y no quiero entrar en pensar que se ha actuado con mala intención o picaresca.

Sugiero que se tengan muy claro los hitos que se quieren subcontratar o comprar y procurar que sólo exista un interlocutor con los terceros. 

Caso que con el ofertante hablen más de una persona, se debe estar muy coordinado.

Si aún así surgen malentendidos, lagunas o desajustes, si puedes, intenta retomar el pulso, ya que tirar hacia adelante o por la calle de en medio te va a acarrear más problemas futuros que soluciones.

Te dejo la foto que me tomaron en un el Café Bar Chocolatería-Churrería "A la Fuerza", en la calle Alameda de Andalucía, 32, mientras le daba los últimos toques a la presentación. 

Si quieres ver algunas instantáneas de la ciudad de Antequera, clickea AQUÍ.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel