viernes, 10 de agosto de 2012

Pesimismo estructural

De las conversaciones que mantuve ayer con distintos representantes institucionales y ejecutivos, percibí una preocupante desesperanza o tristeza orgánica, que me recordó el pesimismo estructural de los japoneses, descrito en el artículo  de The Economist, Whose lost decade?, hojeado hace unos meses.

La cuestión es que al compararnos con los parámetros económicos de Japón, salimos bastante mal parados, puesto que el país nipón se encuentra lejos de la quiebra del nuestro, tanto en el aspecto económico como en el social y de valores, credos y filosofías.

Y es que en España nos estamos instalando en un continuo sinvivir, debido al efecto combinado del paro, las tensiones del mercado interbancario, los recortes, la escasez crediticia, el frenazo empresarial y la desconfianza de los usuarios, inversores y consumidores.

Lo anterior, como pescadilla que se muerde la cola, nos lleva a un cada vez mayor agujero presupuestario, aumento de la deuda pública y privada, el descrédito de la clase política y un creciente malestar de las personas de a pié, por las medidas que toman los gobernantes, exonerando y protegiendo a la élite y ahogando a la masa.

Si el Banco Central Europeo inyectara al enfermo liquidez considerable durante un largo periodo, al tiempo que redujera impuestos y comprara masivamente deuda estatal, podría empezarse a ver la luz al final del túnel.

Pero, olvídate de lo anterior, porque difícilmente sucederá. Fíjate los pruritos existentes en la España de las comunidades y las juntas, entre las regiones presuntamente ricas y las pobres. Pues multiplica ese escozor por cien y tendrás lo que sucede entre los países que conforman la Unión Europea.

Y lo que no quieren ver las regiones ricas es que el acrecentamiento de la pobreza en las zonas ninguneadas por los mercados financieros, es la antesala de sus miserias. Basta repasar la historia reciente del siglo pasado, con dos guerras mundiales y multitud de conflictos locales.

Si puedes, recarga pilas en este fin de semana que ahora comienza (fuente de la imagen: sxc.hu).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel