jueves, 9 de agosto de 2012

Ecolibro

Parte de la tarde de ayer la dediqué íntegramente a trastear un e-book o libro electrónico, que me ha regalado un contacto amigo (Gracias).

Si eres un asiduo de este sitio, sabes que la afición por la lectura me vino más bien tarde.
Más que afición, me impuse la obligación, para ampliar los exiguos conocimientos y ganar en vocabulario, ortografía y gramática.
También, me siento a gusto cerca de los libros de siempre, por lo que no me han atraído los ecolibros o ebook.
Pero después de leerme las instrucciones y aprender el manejo con los textos previamente cargados en el sistema electrónico, reconozco que, además del ahorro en papel y en tinta, la pantalla es realmente cómoda y no cansa la vista.
Por lo demás, creo que en estas fechas es ideal para cargarse unos cuantos libros y leerlos en la playa, la montaña, esperando el bus, …
Aproveché para hojear de nuevo “La vaca”, del coach Camilo Cruz, en versión electrónica, se entiende, apacible metáfora sobre cómo vencer el conformismo y la mediocridad.
Te dejo una foto de las flores de un árbol, crecido de unas semillas que el querubín cogió del suelo en la zona de Playamar (Torremolinos, Málaga, España) y sembramos en una maceta, hace ahora un año.
No sé el nombre de la planta. Este invierno tocará trasplantarla a un lugar más idóneo, puesto que su rápido crecimiento me ha sorprendido gratamente.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel