miércoles, 15 de agosto de 2012

Caperucita y el Lobo

Ayer, mientras veía la obra de teatro “Caperucita Roja”, adaptación del cuento según la doble de Kika Superbruja, dirigida e interpretada por ella misma,  reflexionaba sobre los distintos mensajes de esa historia y su similitud con la actual situación política, económica y social de mi país.

La figura de Caperucita Roja representa a todas aquellas personas que están sufriendo la crisis y que se les quiere obligar a pagar el pato: Justos por pecadores.

¿Quiénes son el lobo feroz? Fácil te lo pongo. Los que nos han metido en este monumental desaguisado de consecuencias impredecibles y nada buenas.

Y, por supuesto, aquéllos que con sus acciones y decisiones siguen ahondando y  cavando  la sinrazón, la injusticia y el pozo de miseria.

¡Ah! Pero soñé que la Sociedad, toda la buena gente que pulula por doquier, es decir, el cazador, despertó  y salvó a Caperucita, desterrando al lobo feroz a los confines de su propia avaricia, crueldad y egoísmo.

Te dejo la foto de una integrante del público que asistió a la espontánea figuración, confeccionada manualmente por un peque de ocho años (curioso: sin boca; ¿significado?),  junto a un dibujo de ella misma.

También, te inserto un furtivo vídeo que realicé del drama representado y que he colgado en Youtube.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel