viernes, 1 de junio de 2012

Anillos, escobas y hombros

Escribe el licenciado Sergio Vázquez en su blog, sobre el significado de la frase “Caerse los anillos”, que me tomo la libertad de transcribirte a continuación:

“Habitualmente se formula por la vía negativa y en tono recriminatorio: “No se te van a caer los anillos”; para indicar que una persona no perderá su estatus o reputación por hacer una tarea que puede considerarse menor.

Desde hace siglos, los anillos han sido objeto de valor o de ornamentación, pero también han representado el nivel social y el poder de algunos individuos, como es el caso de reyes y jefes religiosos. Baste recordar que algunos anillos también obran como sellos, en especial para dejar su marca en documentos lacrados.

La expresión  acude a la historia, en la que no se recuerdan casos en los que una persona de alto rango perdiera su cargo o viera deteriorada su imagen por realizar una labor doméstica o propia de un operario.”

Esa expresión se me vino ayer a la mente al leer en La Opinión de Málaga la iniciativa del alcalde de El Borge, Salvador Fernández, de limpiar cada mañana su despacho y los baños del consistorio (El alcalde de El Borge limpia su Ayuntamiento para ahorrar).

También, me recordó al contacto Rafa, quitar la bolsa de basura llena de una papelera y me retrotrajo al año 1994, cuando no se me cayeron los relativos anillos al limpiar periódicamente el suelo de cemento de aquella nave en el Polígono Guadalhorce, sede primera de “Transportistas Punta Paloma, Sdad. Coop. Andaluza (ver post “Parece que fue ayer”).

Hoy, más que nunca, no se nos deben caer los anillos en el arrimar el hombro para salir de este desaguisado que unos cuantos han organizado, yéndose de rositas con el consentimiento de todos. Nos quedan los anillos, las escobas y los hombros.

Por lo demás, las noticias que día a día nos suministran los medios de comunicación, hace que mi entorno de relaciones, sean conservadores, progresistas o liberales,  se avergüencen de los representantes y allegados de los poderes del Estado, sea el legislativo, el ejecutivo o el judicial; legislando sin criterios unos, dando bandazos otros y viviendo en los mundos de Yupi el resto (fuente de la imagen: sxc.hu). 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel