lunes, 28 de marzo de 2011

Atómica a la carta

Desde el año 2005, con el post “El cambio de hora”, te estoy calentando la cabeza con esto de una hora menos o una hora más, así que no seré más pesado, sólo decirte que voy a estar unas semanas tarumba.

Y ese atolondramiento comenzó ayer. Las ya tristemente asimiladas malas noticias de Japón, me recordaron el artículo que hace unos meses Jeremy van Loon y Alex Morales escribían en Businessweek, “Small Nuclear Reactors Are Becoming Big Business”, acerca de la comercialización de reactores nucleares pequeños. A la carta ¡Vamos!.

No me veo con un diminuto reactor nuclear en la alacena de la casa, a lo hormiga atómica. No sé lo que pensarán hoy los japoneses. Si no se genera un apocalipsis, probablemente suceda lo acontecido en la era post Chernobyl, con el enfriamiento de los gobiernos ante lo atómico.

El caso es que faltan recursos energéticos y electricidad hay que producir si se desea mantener el mismo ritmo actual de consumo energético. A no ser que, queriendo o sin querer, tengamos que volver al gasto de energía previo a la era industrial.

Que tengas una proactiva semana laboral, profesional o empresarial (dibujo de imágenes-gratis.net).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel