viernes, 19 de noviembre de 2010

Sin clientes, no hay futuro

Según Don Peppers y Martha Rogers, de Fast Company, “Customers Don't Grow on Trees”, el capital no es obligatoriamente el arbitrio más escaso de una empresa. Los clientes pueden ocupar ese puesto. ¿Por qué? Sencillamente porque éstos no crecen en los árboles.

El único valor que instaura una compañía es el provenido de sus clientes. Las empresas tienen éxito cuando obtienen, atesoran y acrecientan los clientes. Sin clientes, no hay futuro.

Si tratas diferente a cada cliente, aumentas el retorno sobre los Clientes, que es una nueva justificación del retorno sobre la inversión, reflejando el coste de dicha obligación. Que disfrutes de un reparador fin de semana (composición de imágenes-gratis.net).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel