sábado, 19 de diciembre de 2009

LOS OTROS y LOS NUESTROS

Las conversaciones de los miembros de las distintas mesas de varias comidas y cenas de empresa, a las que he sido invitado esta semana (Gracias) y en las que me ha tocado sentarme y compartir, han circulado por temas similares, por no decir iguales. La crisis hace que el ánimo esté por los suelos. La decepción ante las instituciones públicas, las privadas, la Administración y la política en general, inundaba los corazones. Los comensales se encontraban desorientados, tristes, incluso algún que otro con cierta ansiedad o pavor. La esperanza e ilusión en los representantes de los colores políticos de cada uno, es cada vez más exigua, camino de extinguirse. Presuntos, absurdos, simples y peligrosos comentarios, como para qué votar o pagar impuestos, empiezan a tener cada vez más peso en las mentes desilusionadas. La reflexión en los postres caminó desde que necesitábamos savia nueva, transparente, sincera, que lidere, a que somos nosotros mismos los que debemos asumir ese liderazgo individual, cuando toque, y colectivo, cuando se tercie, para salir de este atolladero en el que LOS OTROS nos han metido. Debemos radiar empuje práctico, precisando los enfoques empresariales, constituyendo valiosos equipos de trabajo, compensando el enfoque proactivo, inventando, transformando y, sobre todo, despejando y aclarando los proyectos, programas y planificaciones que conforman el futuro, el de LOS NUESTROS (imagen del cartel de la película "Los Otros"; fuente: Wikipedia).

2 comentarios :

  1. Vaya Manuel, que voy a acabar siendo un adicto a esto de la cyber-tertulia.
    Tu entrada de hoy me trae a la cabeza esta reflexión de Epicuro "Acusar a los demás de las propias desgracias es una prueba de ignorancia humana; acusarse a sí mismo significa empezar a aprender; no acusar ni a los demás ni a uno mismo es auténtica sabiduría"...
    Tengo la impresión de que el problema no es nuevo... un abrazo desde una Murcia inusualmente nevada. Paco

    ResponderEliminar
  2. Muy buena cita, para crítica y reflexión.

    Abrazos.

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel