lunes, 24 de julio de 2006

Pasen a la salita

Me decía una amiga abogada que hay notarías que disponen de una sala cerrada, el monopoly, donde previamente a la firma de las escrituras, los compradores y vendedores se intercambian estampitas. Me he acordado de este comentario al leer en el artículo de Luís Gómez que, según el organismo intergubernamental especializado en la lucha contra el blanqueo de capitales (GAFI), España suspende en la supervisión y control de las actividades que desarrollan los despachos de abogados, notarías, inmobiliarias, registradores, asesores, joyeros y casinos. Los expertos internacionales consideran que no hay una "adecuada supervisión" de estos colectivos profesionales. (Formato de texto cambiado posteriormente. Fuente de la imagen: sxc.hu).