domingo, 17 de noviembre de 2019

...y a partir de 2038 a escribir las memorias

 Fuente de la imagen: Tama56 en pixabay
En “Jubilación a los cien años” te confesaba lo que, en relación a mi futura pensión por jubilación, le decía a mi extinta madre que ¡Ojalá! cuando me jubilara tuviera la mitad de la pensión que ella tenía (mínima, puesto que los “sellos” que se pagaban en el campo no daban para más). También, te transcribía lo que les comento a las amistades, que tal y como vamos a nivel macroeconómico y microeconómico, en un futuro cercano en mi país el pueblo llano estará laborando hasta el minuto antes de irse a distinta vida. De hecho, una de las razones de la brega con la especialidad jurídica, te la dejaba entrever en ¿Profesión de futuro?: los derroteros de la vida laboral, puesto que no sé dónde voy a estar mañana y sólo hay que tener dos dedos de frente para intuir la grieta de los sistemas públicos y privados de pensiones. 

​Lo anterior viene a colación porque en la tarde del sábado comentaba con un familiar la reciente decisión del Poder Ejecutivo en funciones de mi país (PE), de promover el Real Decreto-ley de medidas relativas a la ejecución del presupuesto de Seguridad Social (SS), por el que se autoriza una ampliación de crédito con cargo a la previsión de mayores ingresos sobre el presupuesto para 2019[1]. La justificación que se da es que en el último año han subido los salarios[2], el empleo y las afiliaciones a la SS, lo que incrementa las cotizaciones a la SS en torno a un 8%, permitiendo destinar este aumento[3] al pago de la paga extraordinaria que los casi 9 millones pensionistas cobran[4]. El PE también entiende que para terminar de hacer efectivos los pagos pendientes en materia de pensiones para 2019, se tiene que acudir al Fondo de Reserva de la SS[5]

En fin. Tengo claro que voy a estar trabajando hasta 2038, eso sí, desde hace un año decidí, si fuera posible, no estar “revoloteando” en tropecientos proyectos profesionales en la próxima década, centrándome en uno o dos trabajos como mucho. Me lo propuse a partir de este año, pero, por un lado, los cierres de colaboraciones vivas se dilatan y, por otro, no hay que precipitarse en la importante decisión de elección de esa anhelada casa profesional, laboral o empresarial que me acoja en lo que me queda de recorrido laboral (si tienes una colaboración full time acorde a mi perfil profesional, para la próxima década, hablamos). A partir de 2038 me dedicaré a redactar mis memorias en una de esas maquinas de escribir de antaño, sin descartar que deba realizar alguna que otra “chapuza” profesional para llegar a final de mes, porque esto de las pensiones, tal como está ahora, ya no da para más. Fuente de la imagen: Tama56 en pixabay. 
______________________________
[1] Que está prorrogado de 2018. 
[2] Tras la negociación de los convenios colectivos. 
[3] Previsto para todo el año. 
[4] En noviembre y su nómina ordinaria del mes de diciembre. 
[5] Que actualmente cuenta con unos 5.000 millones de euros, de los que se podrá disponer, como máximo, de 3.598,2 millones, que es lo que establece la Ley General de la Seguridad Social.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel