martes, 30 de julio de 2019

Los derechos de la infancia en el entorno digital

Parte de la tarde del lunes la pasé leyendo la ‘Carta de Derechos Digitales de los Niños, Niñas y Adolescentes’ de la Fundación ANAR, que consta de un preámbulo y diez apartados en los que se abordan asuntos como el derecho a la privacidad, al borrado de la huella digital, a la seguridad de los dispositivos o a la protección frente a la violencia, y que traslada los Derechos de los Niños y Niñas reconocidos en Tratados Internacionales y en la legislación española al ámbito digital.  Y es que la infancia y la adolescencia están especialmente expuestos a los retos de la digitalización: aunque por sus habilidades digitales, están en una posición aventajada para beneficiarse de todas las oportunidades que la tecnología ofrece y ofrecerá en los próximos años, su vulnerabilidad frente a situaciones de riesgo se incrementa. Así lo demuestran fenómenos sobre los que Fundación ANAR lleva tiempo actuando como el ciberacoso: ‘cyberbullying’, ‘grooming’ o sexting o el problema de los contenidos online que promueven autolesiones, ideación suicida, anorexia o bulimia o actividades de riesgo extremo, por citar solo algunos de los más preocupantes.
Recientemente la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), se ha adherido a esta Carta Adhesión, que referencié en el sitio Protección de Datos, bajo el título "Carta de los Derechos Digitales de la Infancia y la Adolescencia". Entiende la  AEPD que durante los últimos años ha puesto en marcha distintas acciones para promover y fomentar la educación digital de los menores, con el lanzamiento de materiales y proyectos para concienciar sobre la importancia de la privacidad y el valor de los datos personales, la identidad digital, el uso de las redes sociales y las situaciones de riesgo como el ciberbullying, el grooming y el sexting. Además, ha impulsado que se estableciera en la nueva Ley 3/2018 la enseñanza del uso responsable de las nuevas tecnologías en las escuelas, reforzando las obligaciones del sistema educativo para garantizar la plena inserción del alumnado en la sociedad digital y en el aprendizaje de un uso seguro de los medios digitales, incluyendo una formación específica en los currículums académicos y exigiendo que el profesorado reciba formación adecuada. Fuente de la información: Fundación ANAR y AEPD.  Fuente de las imágenes: Perlinator en pixabay y portada de la Carta, Fundación ANAR.