domingo, 28 de abril de 2019

Más Liga de Debate nos hace falta

De izq. a dcha.:  D. Ginés Martínez Arquero, Vicepresidente del Ateneo, Dña. Rosa María Bermúdez de Alvear, Vocalía del Ateneo de Relaciones con la Universidad, Dña. Beatriz Domíngues López, Presidenta del Aula de Debate de la UMA, D. José María Ruiz Palomo, Vocalía del Ateneo de Educación, y Manuel Velasco Carretero
Hace aproximadamente un mes estuve rondando las sesiones la VIII edición del Torneo Internacional de Debate Académico de Málaga (España), organizado por el Aula de Debate de la Universidad de Málaga, en la que el querubín participó enfrentándose dialécticamente a universitarios de distintas partes de España e Hispanoamérica (ver ¿Debatimos sobre Capitalismo y Democracia?) y cuya final te conté en “De jurado en un magnífico entorno cultural”. Pues bien, durante el viernes 26, en el Aulario López Peñalver, y el sábado 27 de abril de 2019, en el Ateneo, he asistido a la Primera Liga de Debate entre el Colegio Mayor Hernando de Colón (Universidad de Sevilla) y la Universidad de Málaga (UMA), organizado por el Aula de Debate de la Universidad de Málaga. Durante estas jornadas, ocho equipos de cuatro personas cada uno, han estado enfrentándose en formatos moot cour, simulación debate electoral y british parliament. Los temas debatidos han sido de rabiosa actualidad (eutanasia, ilegalización o no de partidos nacionalistas independentistas, ayudas a la maternidad…). Felicitar a todos los participantes (el grupo en el que estaba integrado el querubín creo que se ha clasificado segundo) y a la organización por la feliz idea de la liga. 

También me gustó el teatro realizado, formato “oprimido-opresor”, donde los oradores cuentan con un tiempo máximo de 15 minutos para preparar tanto un guion como la puesta en escena acerca de una situación cotidiana en la que, al menos, aparecen un personaje oprimido y otro opresor. Una vez que han interpretado la escena al completo una vez, vuelven a interpretarla pero, en esta segunda ocasión, uno de los oradores que no está actuando (y que, por tanto, hace de público) puede dar una palmada en cualquier momento, provocando la detención de toda la escena y eligiendo qué personaje desea ser. La persona del público pasa a ser el personaje que ha elegido, y la persona que estaba desarrollando ese papel pasa a ser miembro del público. El nuevo personaje tiene que tratar de conseguir un final alternativo salvando al oprimido. No me cabe duda que, encarando a partir de hoy los distintos encuentros con las urnas, los "españolistos" necesitamos menos liga de fútbol y más liga de debate, si queremos levantar este país con sensatez y generar un futuro distinto y mejor para nuestros hijos e hijas. Arriba te dejo una imagen, con D. Ginés Martínez Arquero, Vicepresidente del Ateneo, Dña. Rosa María Bermúdez de Alvear, Vocalía del Ateneo para las Relaciones con la Universidad, Dña, Beatriz Domíngues López, Presidenta del Aula de Debate de la UMA y D. José María Ruiz Palomo, Vocalía del Ateneo para la Educación. Abajo una instantánea de la clausura.
Clausula de la I Liga de Debate entre el Colegio Mayor Hernando de Colón (Universidad de Sevilla) y la Universidad de Málaga (UMA), organizado por el Aula de Debate de la Universidad de Málaga