sábado, 2 de febrero de 2019

Solo la excelencia es suficiente

Instantánea del Granada College
Me invitó ayer Gloria, directora de Recursos Humanos del Grupo Tadel, a visualizar un vídeo que ha realizado Granada College con motivo del día escolar de la No Violencia y la Paz. Me encantó. Si quieres verlo, visita su página web. La primera vez que escuché hablar del colegio fue cuando era un proyecto, en la segunda mitad da la década de los noventa del siglo pasado, por parte de Javier, promotor y hoy presidente de la institución educativa. Recuerdo que en 1998, poco antes de su inauguración (que tuvo lugar en la curiosa fecha 09/09/1999), la entonces dirección financiera me pidió opinión sobre algunos aspectos del todavía propósito educativo. Salvo algunos matices económicos y de proyección financiera sobre los que opiné, me pareció un interesante compromiso con la educación andaluza en general y de Granada en específico, educando para la vida y abierto al mundo. 

A partir de su puesta en marcha, curso tras curso ha ido creciendo hasta configurarse hoy como una institución señera en la educación bilingüe, abarcando no solo español e inglés (centro reconocido como Cambridge English School), sino también francés y chino, que desde los 8 años se lleva a cabo dentro del horario lectivo. Igualmente, la utilización de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), ha constituido desde el principio uno de los pilares de su proyecto educativo, entendiendo las TIC como un medio poderoso para estimular la creatividad, la curiosidad por la investigación y el trabajo colaborativo que multiplique las capacidades del alumnado. A través del proyecto Tecnópolis se configura un colegio tecnológicamente adaptado a las necesidades del alumnado, desde Infantil a Bachillerato. 

Siendo importante lo anterior, me gusta esa educación integral inspirada en el concepto de la antigua Grecia denominado “Areté”, que hoy se puede traducir como orientación a la excelencia, y que su presidente lo condensa en la frase “cuando se trata de la educación de nuestros hijos solo la excelencia es suficiente para ellos”, es decir, capacitación para pensar, hablar y obrar con éxito para ser ciudadanos ejemplares. Finalmente, es atrayente su apuesta por la educación multicultural y, como no podía ser de otra forma, la tan necesaria educación en valores entroncados con la inteligencia emocional y vivencial, para ayudar al alumno y a la alumna al desarrollo personal y a su relación con los demás y con el entorno en el que viven. Fuente de la imagen: extraída de la Visita virtual con la tecnología de street view, donde puedes recorrer las instalaciones como si estuvieras allí mismo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel