lunes, 11 de febrero de 2019

¿Debo seguir escribiendo en formato blog?

Si eres follower de este sitio conoces que desde finales de 2002 estoy investigando esto de los weblogs. Al principio configuré uno por cada sitio de los que ofrecían aperturar un blog con carácter gratuito. Todavía andan operativos algunos de los que no logré cerrar. No fue hasta 2006 cuando decidí centrarme en Blogger y empecé a contactar contigo casi diariamente. Como apunto en “Acerca del Sitio”, con distinto acierto intento contar pequeñas historias, pensamientos, reflexiones técnicas y todo lo que creo interesante para aportar un grano de valor a esta vida y generar perspectivas de futuro proactivo para los herederos de esta casa que es la Tierra. 

A partir de 2012, de vez en cuando me pregunto si el formato blog tiene futuro. Santiago Pardilla apunta en communitynalisis.com, que “la fuerza de los blogs aún está en ascenso”, sin saber con certeza “cuál es su potencial”. Pardilla opina que “el éxito de los blogs se basa en dos principios básicos, el primero es la variedad de plataformas para crear uno (muchas de ellas gratuitas) y el segundo, es que puedes tener tu blog personalizado en unos clics”. Antonio Cambronero reflexiona en médium.com sobre que el “gran problema no está en la desaparición de los blogs, o mejor dicho de la “filosofía” o cultura blogger, que nunca sucederá realmente, sino en el monopolio de plataformas centralizadas”. 

Me alineo más bien con lo que escribe Laura Cuesta en mcdilo.es, en el sentido que si bien los anuncios en Google son cada vez más frecuentes y la mayoría de los negocios apuestan por realizar campañas en ese buscador, sigue existiendo el mérito de aparecer en los primeros puestos de forma orgánica. Según Cuesta, “en un mundo donde la competencia es tan grande y las estrategias de marketing son cada vez más complejas, se valora que páginas y blogs logren una buena posición solo con su contenido. Google, con sus actualizaciones, se preocupa de otorgar la prioridad a las webs que realmente lo merecen”, por lo que un “contenido de valor va a permanecer en los buscadores a lo largo del tiempo”. 

Todo lo anterior viene porque en el fin de semana pasado he estado re-hojeando el texto de Rober Scoble y Shel Israel, Naked Conversations: How Blogs are Changing the Way Businesses Talk with Customers[1], que traducido con mi inglés oriundo de los Montes de Málaga, es algo así como “Conversaciones desnudas: cómo los blogs están cambiando la manera en que las empresas hablan con los clientes". Los autores reflexionan sobre cómo los blogs, los bloggers y la blogósfera estaban cambiando la forma en que las empresas se comunicaban con sus consumidores y otras partes interesadas. Ya en aquellos tiempos (2006), Scoble e Israel pensaban que gestionar bien un blog podría llegar a convertirse en una importante herramienta comercial. Parte de este texto también se ha editado en el sitio BOOK--POST, bajo el título "Conversaciones desnudas". Fuente de la imagen: pixabay. 
________________________________
[1] Scoble, Robert; Israel, Shel. Naked Conversations: How Blogs are Changing the Way Businesses Talk with Customers. Editorial John Wiley & Sons Inc. 2006.

1 comentario :

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel