viernes, 8 de febrero de 2019

Condiciones de trabajo transparentes y previsibles

Mientras el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social del Gobierno de España (MTMySS), en el marco del Congreso Interuniversitario sobre "El Futuro del Trabajo", organizado por OIT en la Facultad de Ciencias del Trabajo de la Universidad de Sevilla, recordaba que el GE está empeñado en garantizar la protección social y el trabajo digno en los nuevos empleos del siglo XXI, la Comisión Europea (CE), como parte del seguimiento del Pilar Europeo de Derechos Sociales, adoptaba la propuesta de una nueva Directiva para unas condiciones de trabajo más transparentes y previsibles en toda la UE, iniciativa que complementa y moderniza las obligaciones existentes para informar a cada trabajador sobre sus condiciones de trabajo, creando nuevos estándares mínimos para garantizar que todos los trabajadores, incluidos aquellos con contratos atípicos, se beneficien de una mayor previsibilidad y claridad en cuanto a sus condiciones de trabajo.

La CE calcula que dicha propuesta cubrirá y protegerá de 2 a 3 millones de trabajadores adicionales con contratos atípicos en comparación con la legislación existente. Al mismo tiempo, la propuesta también implementa medidas para evitar una carga administrativa para los empleadores, por ejemplo, brindándoles la posibilidad de proporcionar la información solicitada electrónicamente. Las nuevas reglas también crearán un campo de juego nivelado para las empresas, de modo que los empleadores se beneficien de una competencia más justa en el mercado interno, con menos lagunas. Las condiciones de trabajo más transparentes y predecibles también son importantes para una fuerza laboral más motivada y productiva. Esta iniciativa es una de las acciones de la Comisión para implementar el Pilar Europeo de los Derechos Sociales, proclamada en la Cumbre Social por el Empleo Justo y el Crecimiento en Gotemburgo el 17 de noviembre de 2017.

Esta propuesta actualizará y reemplazará la Directiva de declaración escrita de 1991 (91/533 / CEE) , que otorga a los empleados que comienzan un nuevo trabajo el derecho a ser notificado por escrito de los aspectos esenciales de su relación laboral. Según la CE, después de más de 25 años, esta Directiva ya no captura las cambiantes realidades del mercado laboral, en particular las nuevas formas de trabajo que se han desarrollado en los últimos años. La mayor flexibilidad en el mercado laboral y la creciente diversidad de formas de trabajo han creado nuevos empleos y han permitido que más personas se vuelvan profesionalmente activas. Pero también expuso algunas brechas en la protección de los trabajadores y, en algunos casos, involucrando a trabajadores vulnerables, contribuyó a nuevas formas de precariedad. Si quieres saber más, clickea AQUÍ. Fuente de la información: MTMySS y CE. Fuente de la imagen: pixabay.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel