sábado, 17 de febrero de 2018

Transformación digital de la economía

Si eres follower de este sitio, conocerás mi interés por todo lo relacionado con la economía, la empresa y lo digital. Textos como "Los nuevos ecosistemas empresariales", "Todo un reto", "Libro Blanco de la economía digital", "Avancemos", "Feria Europea de Empleo Digital", ¿Libertad digital? "FormARTE", "Portal del Empleado" o "Concentración de talento digital", son prueba de ello. En "Relevantes y Disruptivas" reflexionaba acerca del uso inadecuado del concepto "economía digital", puesto que lo digital es, más bien, un "recurso de la economía" que una "economía en sí" (salvo los sectores económicos donde se trabaja -produce, comercializa...- con lo digital). Pero bueno, esto es un desajuste como el que hace unas décadas vivimos con lo de "nueva economía", que ya medité en el año 2003 en el explícito ¿Nueva economía? Igualmente, en "El objetivo de una España inteligente", te informaba de una consulta pública sobre la nueva Estrategia Digital para una España inteligente, promovida por el Ejecutivo de mi país, con el fin del diseño de una hoja de ruta digital en la que todos los actores puedan posicionarse. 

La introducción anterior viene a cuento porque, recientemente, el Gobierno de mi país, en línea con lo expuesto en la "Transformación digital de la economía", ha promovido un grupo de trabajo, con el fin de elaborar un plan para impulsar la transformación digital de la economía española, la mejora de la competitividad y el crecimiento económico, puesto que parece que la Comisión Europea ha previsto que, hasta 2020, la creación del mercado único digital supondrá un impacto de 415.000 millones de euros en el Producto Interior Bruto europeo. Me parece interesante esta iniciativa puesto que, como el propio Gobierno reconoce en público y en privado, España registra muchas carencias: tenemos más problemas que otros países para financiarnos, la población utiliza el comercio electrónico menos que la mayoría de los países europeos y el número de usuarios de Internet también está por debajo de la media.

Pero, precisamente, con el fin de superar esas carencias, el primer paso es seguir avanzando en las infraestructuras -redes fijas, móviles, 5G- y en las tecnologías habilitadoras, que son aquéllas que tienen muchas aplicaciones en todos los sectores, como la robótica, la inteligencia artificial, el 'big data' y el lenguaje natural. También, hay que mejorar el emprendimiento y el acceso a la financiación, para que el conjunto de los sectores económicos participe en la revolución industrial, insuflando digitalización al turismo, la industria, la agricultura, la ganadería y el comercio minorista. Otro frente de trabajo sería el del talento y las competencias, apostando por introducir en el ámbito educativo, desde Primaria hasta las últimas etapas, la formación en nuevas tecnologías. Finalmente, se necesita reforzar la seguridad y la confianza, ya que, según el Ejecutivo, la ciberseguridad es al mundo digital lo que el gran trabajo que hacen las fuerzas y cuerpos de seguridad al mundo analógico. Fuente de la información: METyAD. Fuente de la imagen: pixabay.