miércoles, 10 de mayo de 2017

UE: competencia y derechos

Difundió ayer la Eurocámara su planteamiento respecto a la lucha contra la competencia desleal y la protección de los derechos de los trabajadores. En lo que a la competencia desleal se refiere, parece que los eurodiputados apoyan medidas para luchar contra esta lacra procedente de fuera de la UE, abogando por una estrategia para hacer frente al aumento de las importaciones de componentes para el transporte ferroviario. Para proteger los empleos europeos, el Parlamento ha reclamado asimismo un acuerdo sobre la modernización de los instrumentos de defensa comercial de la UE. Como siempre, se trata de lograr el equilibrio adecuado, como en el caso de China.

Igualmente, el pleno del PE ha aprobado nuevas reglas para impedir el comercio de bienes y servicios que pueden ser utilizados en ejecuciones o tortura. Durante la negociación del texto legislativo con el Consejo, los eurodiputados incluyeron la prohibición de publicidad y tránsito de productos usados para dispensar un trato cruel, inhumano o degradante a personas en otros países. El PE también ha aprobado una resolución en la que señala que la UE debe adoptar reglas comunes para obligar a los proveedores a respetar los derechos de sus trabajadores. Los trabajadores de la industria textil de todo el mundo, muchos de los cuales son niños y mujeres jóvenes, trabajan largas jornadas, con sueldos bajos, en condiciones a menudo peligrosas, de inestabilidad y violencia.

Con el fin de evitar que el comercio de minerales financie conflictos y violaciones de derechos humanos, los diputados al Parlamento Europeo adoptaron un proyecto de reglamento de la UE en marzo para obligar a casi todas las importaciones de estaño, wolframio, tantalio y oro a hacer verificaciones a sus proveedores. Los grandes fabricantes que utilizan estos materiales también deberán informar sobre las medidas de verificación adoptadas para garantizar que se abastecen de forma responsable.

Otro tema que me apreció interesante y espero que no sea otro brindis al sol, es el referente al nivel de protección social de los trabajadores de UE. Y es que no disfrutan del mismo nivel de protección social dentro de la UE. En un entorno económico competitivo, algunas empresas intentan ahorrar costes laborales a base de empeorar las condiciones de sus trabajadores, el denominado “dumping social”. El Parlamento ha pedido que se ponga fin a esta manera de competencia injusta y abordó medidas para reconciliar trabajo y vida personal y asegurar un salario mínimo.

Lograr una verdadera igualdad de oportunidades, acceso al mercado laboral, condiciones de trabajo justas y una protección social adecuada y sostenible es el objetivo que persigue el denominado “Pilar Europeo de los Derechos Sociales”. La Comisión Europea presentó ayer ante el pleno del Parlamento su propuesta para conseguirlo. Las eurodiputadas encargadas de la negociación en la Cámara defienden que estas metas se persigan también en las actividades relacionadas con la economía colaborativa (Fuente de la información: Gabinete de Prensa del PE. Fuente de la iamgen: pixabay).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel