lunes, 15 de mayo de 2017

Tecnología y Procedimiento Administrativo

Escuchando a The Pretenders (ver “Dejando de sollozar”), en el fin de semana pasado he estado hojeando el texto “Manual Básico de Derecho Administrativo”[1], de Eduardo Gamero Casado y Severiano Fernández Ramos, ya adaptado a las leyes españolas 39/2015, de Procedimiento Administrativo Común y 40/2015, de Régimen Jurídico del Sector Público. El libro nos lo recomendó Manuel en las sesiones que te comenté en el texto “En clave Administrativo”, trabajo necesario para percibir el Derecho Administrativo actual de mi país, exponiendo los autores los dispositivos notables del Derecho Administrativo. Si quieres acceder al índice antiguo, cortesía de las Cortes de Aragón, clickea AQUÍ.

La novedad de la última edición es que contiene las modificaciones derivadas de las Leyes 39 y 40/2015, que varían profusamente aspectos de la normativa descatalogada, instituyendo la administración electrónica como medio predominante en las relaciones administrativas, quedando claro la necesidad de disponer de nociones en tecnologías de la información y de la comunicación, para la proporcionada elucidación del nuevo ordenamiento jurídico, sin cuyo conocimiento resultará quimérico concebir el Derecho Administrativo español actual.

En la línea de actualización continua abanderada por Eduardo y Severiano, respecto a las ediciones anteriores, esta nueva incorpora un tema sobre dispositivos transversales de la gestión y la relación jurídico-administrativa, donde se acomete el régimen general de la administración electrónica y se proveen los discernimientos técnicos ineludibles para vislumbrar la legislación administrativa, examinándose las materias concretas a lo largo de todos los capítulos del libro, incluidos la legislación, la jurisprudencia y la bibliografía referenciada (fuente de la imagen: portada del libro).

[1] Eduardo Gamero Casado y Severiano Fernández Ramos. Editorial Tecnos. Decimotercera Edición 2016.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel