martes, 22 de noviembre de 2016

Necesaria conjunción de pericia e impericia

En la tarde de ayer, después de escuchar a una compañera de un máster jurídico que estoy realizando, a la que probablemente le sacaba alguna década, reflexioné sobre que en una posición generalista en materia de recursos humanos, no van muy encaminados aquéllos que pretenden seguir siendo competitivos a fuerza de un equipo con una media de edad bastante alta, pensando que sólo con seniors se forjará el futuro. En la misma línea se encuentran aquéllos otros empeñados en medias bajas, soportadas en juniors, cuando no becarios, especulando que éstos despejarán las incógnitas estratégicas. 

Ciertamente, el ecosistema económico y social muda generacionalmente de forma inexorable, ley de vida, como diría el otro. Pero hay una cosa que no cambia de una generación a otra: la motivación. Y es que el anterior envite emocional que sugiero, propicia que el senior y el junior compartan ideas, pensamientos, soluciones, capacidades, miedos… más allá de lo que piensan y de los trasnochados estereotipos que nos siguen inculcando algunos "versados expertos" en la gestión de personas.

A su vez, la era de transición que nos toca vivir, muy distinta a la que experimentaron nuestros padres con nuestros abuelos, y a años luz de la del resto de nuestros ancestros y sus respectivos progenitores, obliga a plantearse si hoy más que nunca, esa colaboración proactiva entre juniors y seniors, seniors y juniors, en la justa proporción para cada experiencia concreta (dependiendo de: proyecto, empresa, sector, región…), es la garantía de un futuro empresarial, profesional o institucional, distinto y mejor. 

Así que, en vez de contrastar las disconformidades generacionales "junior - senior", dediquemos tiempo a ponderar y robustecer los puntos de encuentro y esas continuas encrucijadas entre "reflexión - abstracción" y "engreimiento - lozanía", o lo que es lo mismo: la necesaria conjunción ambivalente entre pericia e impericia, que realmente favorece la productividad, la innovación, la creatividad y el crecimiento, tanto empresarial o institucional, como colectivo, social y personal (Fuente de la imagen: pixabay).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel