martes, 27 de septiembre de 2016

No, no es lo mismo

Me acordé del juego de palabras “no es lo mismo decir - me rio en el baño - que - me baño en el río”, y de algunos versos de la canción de Alejandro Sanz: “no es lo mismo ser que estar; no es lo mismo estar que quedarse ¡Qué va! No es lo mismo arte que hartar; no es lo mismo ser justo que ¡qué justo te va! No es lo mismo basta que va a estar; ni es lo mismo, decir, opinar, imponer o mandar las listas negras, las manos blancas... no es lo mismo, no gana el que tiene más ganas … no sé si me explico, que hoy nadie quiere ser igual, qué más te da, no es como un ismo... es instinto”. El recuerdo me vino a la mente cuando escuchaba a mi interlocutor decir que “no es lo mismo - ver a los colaboradores producir – que –la producción de los colaboradores”. A pie de post te dejo la canción, alojada en Youtube por Alejandro Sanz. También, hace unos años, edité un texto titulado "No es lo mismo".

Esa expresión realmente se encontraba en el contexto de una respuesta a la cuestión que previamente le habían realizado acerca del control de sus trabajadores y trabajadoras, que estaban dispersados por la geografía andaluza. No le importaba tanto controlar si fulanito y menganita están en el trabajo como el trabajo realizado. Pregunté si el mismo tratamiento a los trabajadores y trabajadoras desperdigados en distintos puntos de la comunidad autónoma, lo recibían también los colaboradores de las oficinas centrales, instaladas debajo del ala noble donde se ubicaba su kilométrico despacho, puesto que entiendo que el estilo de organización debería ser el mismo, con independencia que se esté en modo “teletrabajo” o “en las Indias” que en sedes centrales o fijas (Fuente de la imagen: pixabay).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel