viernes, 15 de abril de 2016

Bajada de pantalones

Después de leer el miércoles los titulares de lo escrito por Carlota Guindal en el Español, “VW condicionó las inversiones a que Soria levantara la suspensión de los coches trucados”, donde relataba que el ministro de Industria en funciones de mi país se había plegado ante Volkswagen por el fraude en toda regla de las emisiones, con todo respeto a ese periódico y a Carlota, pensé en algún tipo de manipulación comunicativa ajena al medio, aprovechando las presuntas contradicciones del Sr. Soria con lo de los Papeles de Panamá. Pero ayer, leí todo el artículo y la documentación anexa y la indignación corrió por las venas. Te confieso que estoy todo embadurnado de subjetividad, puesto que afectado directo e indirecto de ese grupo empresarial soy. No quiero cerca de mí ni Volkswagen ni Audi durante un largo tiempo (siendo generoso). Es más, hace poco un amigo, hermano para mí, se ha comprado un Passat y he cruzado los dedos para que le vaya bien (Fuente de la imagen: pixabay). 

Tampoco me gusta hacer leña del árbol caído, por muy presuntamente nocivo que dicho vegetal haya sido para la sociedad española, pero me indigna que el máximo representante del Ministerio de Industria, mientras se bajaba los pantalones ante la “todopoderosa” Volkswagen (con lo que ya de por sí supone), se negara, por ejemplo, a dar interlocución a los representantes de los consumidores para tratar un fraude que afecta en España a alrededor de 700.000 usuarios. En la misma línea, FACUA considera inadmisible que Soria acatase las órdenes de Volkswagen ante el fraude de las emisiones, aceptando las condiciones impuestas por el grupo alemán y ofreciéndole, incluso, nuevas subvenciones mientras su Ministerio se negaba a dar interlocución a los consumidores. En fin. Estamos en España, por lo que no debe sonar a raro eso de bajarse los pantalones ministeriales mientras se ningunea a los afectados.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel