lunes, 28 de marzo de 2016

Según se mire

Si eres follower de este sitio conocerás que en más de una ocasión he tratado de forma directa o indirecta el tema del estrés; textos como “Des-estresante”, “Risa vs estrés”, “Resilencia vs estrés”, “Estrés cubicular”, “Cotas digeribles” o “Ahuecar la mente” son buena prueba de ello. Sin embargo, salvo referencias en “Vencer el síndrome de la quijotada” y “Microestresores y Negociación”, no recuerdo haber profundizado suficiente sobre la parte positiva del estrés (según se mire), por lo que esta mañana me viene como anillo al dedo comentarte el texto que he estado hojeando en la Semana Santa pasada, The Upside of Stress: Why Stress Is Good for You, and How to Get Good at It[1], de Kelly McGonigal, que traducido con mi inglés de los Montes de Málaga es algo así como “Más allá del estrés: Su lado positivo y cómo gestionarlo”.

Y es que, aunque si hacemos una encuesta entre nuestros conocidos seguro que un porcentaje importante admite que no descansa adecuadamente por culpa del estrés, parece que los últimos estudios psíquicos argumentan que el estrés es menos malo de lo que se piensa, porque realmente el perjuicio sindicado con el estrés procede de la energía aplicada en su evitación. Si percibo el estrés de otra forma, en positivo, seré más feliz, saludable y, por derivación, productivo, además de más seguro de mí mismo (o menos inseguro, según se mire). Si cambio de enfoque, aprendiendo a torearlo, estaré dando zancadas esenciales para la consecución de una vida más saludable y completa. 

En la primera parte, replantear el estrés, la autora trabaja en el capítulo 1 para demostrarme que se puede mudar de aires una mentalidad establecida y que cambiar dicho modo de pensar conduce a resultados positivos en relación con el estrés. En el capítulo 2 intenta reformular el estrés a partir de la cuestión ¿Por qué el estrés no es realmente malo para mí y por qué puede ser aprovechado en mi beneficio? En el capítulo 3 me explica que una vida con sentido, realmente es una vida estresante. En la segunda parte intenta transformar mi estrés, siendo consciente incluso de mis reacciones físicas, capitulo 4, o saber lidiarlo, capítulo 5. El apartado siguiente circula en torno a la idea de cómo la adversidad me hará más fuerte. En fin, Kelly: según se mire ¿No te parece? (Fuente de la imagen: pixabay y elaboración propia).

[1] McGonigal, Kelly. The Upside of Stress: Why Stress Is Good for You, and How to Get Good at It. Editorial  Avery. 2015.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel