viernes, 6 de noviembre de 2015

Radicales y residuos

Ayer me estuvo explicando el querubín cómo se calcula la raíz cuadrada. Pregunté si dependiendo de las cifras el método se complicaba y dijo que entendiendo hasta tres, se sabe hasta el infinito y más allá, con la limitación del espacio en la pizarra y el tiempo. Ni me acordaba de los procedimientos de cálculo ni de los distintos nombres: radicando, resto (en Hispanoamérica llamado residuo)… Lo que me dejó toda la tarde meditabundo fue el nombre del símbolo o signo de la raíz: radical. Consulté el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española y me encuentro que el término deriva del latín “raíz”, situación, por otra parte, más que previsible. Pero lo que me sorprendió es el resto de acepciones, desde fundamental o esencial hasta agrupamiento de átomos que interviene como una unidad en un compuesto químico y pasa inalterado de unas combinaciones a otras, pasando por partidario de reformas extremas, especialmente en sentido democrático (Fuente de la imagen: Wikimedia Alejandro24). 

También otras extensiones que no fueron tan de mi agrado, como extremoso, tajante, intransigente. Pero, de cualquier forma, quién me iba a decir la riqueza de un presunto simple signo utilizado en esa operación aritmética, la importancia del significado del símbolo y el cambio de percepción hacia lo radical. Ese llegar a la raíz del problema, a la raíz del conflicto, a la raíz que ha provocado la situación, conocer el origen, entenderlo, llegar al fundamento de la cuestión, a lo más profundo… no sólo en las matemáticas, sino también en la escritura –sinogramas-, acaso también en la química -radicales libres- me llevó a especular que no todo lo radical hay que conceptualizarlo como negativo. De hecho, la propia definición de radicalismo político, como doctrina de aquellos individuos que pretenden reformar el orden político, no lleva implícito negatividad, sino transformación, cambio. Tal vez, el embarazo existencial no es del radical, ni tan siquiera del radicando o la raíz de éste, tal vez habría que prestar más atención, cuidar y controlar los restos o residuos, cuando se conforman, plasman o manifiestan.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel