sábado, 24 de enero de 2015

Serenidad, valor y sabiduría

Recientemente he descubierto la “plegaria de la serenidad”, atribuida al teólogo, filósofo y escritor estadounidense de origen alemán Reinhold Niebuhr, que la concibió sobre 1940 y que, dependiendo de la versión y la traducción, dice algo así:

Concédeme serenidad para aceptar todo aquello que no puedo cambiar, el valor necesario para cambiar lo que sea capaz de cambiar y sabiduría para apreciar la diferencia entre lo que puedo y no puedo cambiar.

En el entorno de la negociación, es bueno recordarla de vez en cuando, cuando en la convulsión, la desesperanza o la perplejidad negociadora, intentamos encontrar el necesario punto de equilibrio y armonía entre nuestra agresividad y nuestra pasividad, dentro del camino de la necesaria asertividad que debe envolvernos en todo proceso negociador (Fuente de la imagen: elaboración propia).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel