sábado, 17 de enero de 2015

Mensajería sin Internet

Hace más de dieciocho años, en el verano de 1996, pululaba en la capital de mi país por motivos profesionales, consecuencia del cambio de directiva de CECAP (entonces FEAP, ver post “Percebes”); el nuevo Comité Ejecutivo Confederal me envió para actuar de bisagra entre los representantes que dejaban los puestos políticos y los que llegaban, así como la puesta en marcha de los nuevos objetivos del programa electoral, que tuve la oportunidad de participar en su elaboración. Pues bien, andaba con un móvil que me había puesto la organización andaluza, CECAP Andalucía (antaño FACEP, ver pos “Secretaría General”), creo recordar motorola sucesor del ancestro Microtac, que conocí unos años antes en Euromarket (ver post ¿Cómoorrrrr?) y se me ocurrió preguntarle a Fernando por qué llamaban a ese aparato de telefonía “celular”. Después de explicarme con todo lujo de detalles el funcionamiento de la red de celdas o red celular, me señaló la antenita del móvil, trasladándome que en un futuro no muy lejano las celdas serían los móviles en sí.

Ayer, mientras veía la infografía de David Alameda en El País, “Así funciona Firechat, la mensajería móvil que no necesita Internet”, me acordé del comentario premonitorio de Fernando. Utilizando Wi-fi y Bluetooth, Firechat engendra una red nodal similar a la celular pero soportada en los dispositivos móviles, de forma que no necesitan Internet ni redes telefónicas de ningún tipo para que sus usuarios puedan comunicarse unos con otros. Imagínate ante un desastre, calamidad o una involución de impredecibles consecuencias, esta aplicación posibilitaría el contacto a través de los móviles, siempre que éstos dispusieran de batería, se entiende. De hecho, parece que ya fue utilizado el año pasado por los manifestantes de Hong Kong. Por si es de interés, te dejo un vídeo promocional de Open Garden, creadora de Firechat, por ahora la mensajería que no necesita Internet.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel