jueves, 15 de mayo de 2014

Hay gente pa’ tó

Se le atribuye al peculiar torero cordobés, de finales del siglo XIX, Rafael Guerra Bejarano, apodado “Guerrita”, la siguiente frase: “Hay gente pa’ tó" (Hay gente para todo), es decir, personas inauditas, anormales o paradójicas que acometen acciones increíbles. Me acordé de esta afirmación ayer, cuando al final de la clase magistral sobre el espacio aéreo y el espacio internacional terrestre, el profesor Armando Alvares comentaba lo que parece una broma, pero no lo es: aquella señora que se proclamó dueña del sol (ver noticia en La Voz de Galicia). Como dice Alvares, el espacio ultraterrestre no es suceptible de apropiación, debe ser usado pacíficamente y no puede ser apropiado por parte de ningún estado, siendo considerado Patrimonio Común de la Humanidad.

Según las ideas claves explicadas por María del Ángel en la clase presencial, el estudio del espacio ultraterrestre comporta una gran variedad de problemas a resolver, puesto que la actividad espacial no tiene fronteras, por lo que el Derecho Internacional debe propiciar una órbita supraestatal que posibilite el marco de referencia para la resolución de tantas cuestiones que se plantean, siendo la ONU, que hoy constituye el mayor foro de representación universal, el espacio internacional donde se deben cocer las normativas, que tiene en el llamado “Corpus Iuris Spatialis”, el ordenamiento jurídico espacial básico. Termino con otra frase atribuida al “Guerrita”: "Ca uno es ca uno" (Cada uno es cada uno). Fuente de la imagen: post "Frondoso árbol".

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel