lunes, 17 de febrero de 2014

Lo demás son paparruchas

Por las maniobras orquestales en la oscuridad de los partidos políticos en España, se perciben elecciones a la vuelta de la esquina, al Parlamento Europeo, creo. Intento inventariar a los nominados y me invade el sentimiento “mismo perro, distinto collar” (ver post de igual título), no logrando desterrar o, al menos, atenuar esa creciente desconfianza hacia todo lo que huele a político, hacia la incompetencia de las instituciones que nos gobiernan y a la espiral reactiva de conjetural corruptela y prevaricación que envuelve a la mayoría de las direcciones políticas de todos los servicios públicos, sean éstos estatales, comunitarios, provinciales o locales, recolectando hoy más peso que nunca el dicho “piensa mal y acertarás” (lo siento por los justos, que haberlos seguro que los hay, pero pagan éstos por pecadores).

Incluso, si viviéramos en la utopía, es decir el político hiciera el trabajo para el que ha sido elegido por la ciudadanía, existiera separación real de los Poderes del Estado, etc., en este cambio de época que nos toca vivir, cabría meditar si la clase política en general y sus “líderes” en específico, tienen alguna experiencia en la gestión del cambio. En mi opinión, un perfil político ducho en estas lides, por supuesto, debe contar con un plan consensuado previamente, pero tiene que ganarse al personal a través de continuas dosis de seriedad, responsabilidad, transparencia y, sobre todo, honestidad.

En síntesis, dejar a un lado el cliché de “político” hacia el que la corrupción y los tejemanejes ha empujado desde los albores de la democracia española y que los nuevos representantes orienten todo su ser público a la ideología “servicio a la comunidad”. Cuando lo consigan, sin saberlo ni importarles, se consolidarán como verdaderos líderes. Eso es lo que necesita la sociedad española, ese tipo de líderes políticos en todos los ámbitos territoriales y sectoriales. Lo demás son paparruchas. ¡Ah! No te olvides que padecemos la gestión de los distintos gobiernos por los representantes que nos merecemos, ya sea por nuestras acciones u omisiones. Que esta semana te sea beneficiosa en lo laboral, profesional, empresarial o institucional.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel