lunes, 7 de octubre de 2013

¿Por qué no Españolistos y Singulares?

Después de escuchar anoche a los economistas José Carlos Díez y Rafael Pampillón, disertar frente a Ana Pastor (El Objetivo, La Sexta), sobre los presupuestos de España para 2014, la entrevista al portavoz de economía del Partido Popular en el Congreso, Vicente Martínez-Pujalte, respondiendo sobre si dichas cuentas del Gobierno son o no los presupuestos de la salida de la crisis, me trajo a la mente la cuestión sobre por qué los españolitos de a pié no somos mil millones de veces más inteligentes de lo que somos (es decir: españolistos), para entender a los políticos y no tenemos que esperar al año 2045 donde, según Ray Kurzweil (leído en Business Week: “Happy Birthday, Futurists! A Movement Turns 104”), la fusión con la tecnología conseguirá que la Humanidad sea más “singular”.

Te dejo la adaptación radiofónica del libro de Aldous Huxley, "Un mundo feliz", subida a Youtube por Misterioseternos, que he escuchado este pasado fin de semana, dramatización creada y emitida por Radio Nacional de España, perteneciente a los proyectos de ficción sonora de esa cadena. El guión adapta la novela de Huxley para acercarla a la actualidad y la realización crea un mundo feliz del siglo XXI. Esta ficción sonora está protagonizada por Fran Perea en el papel de John, un hombre que ha crecido al margen del mundo civilizado en una reserva aislada para salvajes. John representa la humanidad perdida por los habitantes del otro mundo. Lluvia Rojo es Lenina Crowne, una mujer Beta, prototipo de la perfecta ciudadana integrada en el sistema, que verá alterada su vida perfectamente predestinada con la llegada de John.

En fin. Españolistos y singulares, pero no a lo "un mundo feliz", como pretenden algunas mentes "privilegiadas" de mi país. Que esta semana que comienza, te sea proactiva en lo profesional, empresarial, laboral o institucional, según prefieras o te interese (fuente de la imagen: sxc.hu).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel