domingo, 14 de abril de 2013

¿Líderes o gregarios?

Anoche, después de escuchar la lección magistral de Gay de Liébana en La Sexta, me pregunté si la actual clase política sabe en qué liga está jugando y cuántos servidores de lo público  tienen experiencia en gerencia del cambio, lo que, junto a otros factores (normas, asuntos políticos, etc.), han hecho de las últimas reformas extraños y desafortunados eventos, a lo de prueba y error en el mejor de los casos.

Desde luego, si lo que el profesor Gay de Liébana explicó es verdad, y suficiente base científica y, sobre todo, lógica contiene, o el político europeo de turno es un neurótico, histérico y esquizofrénico, con tendencia al suicidio (ahora que está tan de moda las comparaciones con  dictadores, pensar en un perfil autocrático) o es un necio y un inepto (tontolaba). En cualquiera de los dos casos, incapacitado para estar al frente del tremendo desaguisado y desactivar las bombas nucleares. Por tanto, muy preocupantes sus decisiones y acciones.

Parece como si nuestros representantes en vez de líderes son meros burócratas, sin un plan efectivo, anteponiendo el sector financiero a la economía real, por lo que sus soluciones se ven a todas luces ineficientes y sin posibilidad de generar expectativas de un futuro distinto y mejor (Fuente de la imagen: sxc.hu).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel