lunes, 8 de abril de 2013

¡Dos puntos!

El domingo caí en la cuenta que en mi correspondencia, convivencia y crianza del peque, aprendo y exporto ese aprendizaje a mis relaciones profesionales en general y gestión de equipos en particular, poniendo en práctica las distintas técnicas de dirección y motivación, hasta el punto que hace unas semanas me descubrí en uno de los proyectos diciendo la frase: “Consecuencia positiva” y "Dos puntos". Sólo me faltó decir: “para el niño (o la niña)” Me faltó dibujar una carita feliz en la mano.

Sin embargo, hay que tener cuidado, puesto que lo mismo que los expertos en educación infantil están llegando a la conclusión que un uso inadecuado de los refuerzos positivos puede volver en contra los efectos que se pretenden, también puede suceder que los excesos desmedidos en el establecimiento de consecuencias positivas a los componentes de los equipos, generen insatisfacción, desidia y desajuste o despiste en la puesta en valor de los derechos y obligaciones de los colaboradores receptores.

Como en casi todo, el quid de la cuestión se va a encontrar en la justicia y el equilibrio o la armonía en la distribución de la zanahoria o premio. Que esta semana te sea beneficiosa en lo laboral, profesionial, empresarial o institucional, según proceda o te interese (fuente de la imagen: sxc.hu).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel