sábado, 29 de diciembre de 2012

Practicando el ábaco

El ábaco es un instrumento de cálculo que utiliza cuentas que se deslizan a lo largo de una serie de alambres o barras de metal o madera, fijadas a un marco para representar las unidades, decenas, centenas, unidades de millar, decenas de millar, centenas de millar, etcétera (Fuente de la información: Wikipedia).

Parece que se inventó en Asia menor y es considerado el precursor de la calculadora digital moderna. Utilizado por mercaderes en la Edad Media, a través de toda Europa y el mundo árabe, fue reemplazado de forma gradual por la aritmética basada en los números indo-árabes. Aunque poco usado en Europa después del siglo XVIII, todavía se emplea en Medio Oriente, Rusia, China, Japón y Corea.

Te cuento lo anterior porque ayer, invitado por la contacto Nuria, que regaló unas entradas (Gracias), estuve en la Novena Muestra Infantil de Málaga, MIMA, que se celebra desde el 26 de diciembre de 2012 al 4 de enero de 2013, en el Palacio de Ferias y Congresos.  Los niños y niñas, de dos a doce años, pueden aprender divirtiéndose en los escenarios montados al efecto, desde talleres de teatro y de Ginkana, hasta educación viaria, pasando por castillos hinchables, bolas acuáticas, etc.

De todas las experiencias, resalto el taller de ábaco, dirigido por los profesionales de ALOHA Mental Arithmetic, programa de desarrollo mental diseñado específicamente para niños/as de 5 a 13 años de edad, utilizando el ábaco como instrumento para la enseñanza de la Aritmética Mental, permitiendo potenciar el hemisferio derecho del cerebro, donde residen la capacidad de memoria visual, concentración y orientación, el control de los aspectos no verbales de la comunicación, la intuición... Aprendimos a utilizar el instrumento y realizar operaciones aritméticas sencillas (sumas y restas), sin necesidad de calculadora, ordenador, lápiz o papel.

Finalmente, unos consejos de avituallamiento. Las chuches que se encuentran en la entrada, a mano derecha, para mí carísimas (al menos, me regalaron un globo). Si te has llevado bocadillos, puedes comértelos en distintas zonas, por ejemplo, en el patio de butacas del teatro. También está Telepizza, que por cuatro o cinco euros puedes comprar un trozo de pizza y bebida. Nosotros recuperamos fuerzas con el menú y la merienda de la cafetería del recinto (Grupo Abades, creo), que no está mal de precio para un palacio de congresos y siendo las fechas que son (tienen menú infantil).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel